Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Jueves, 29 de octubre de 2015, a las 18:31
Redacción. Madrid
Una investigación de la Fundación de Investigación HM Hospitales (FIHM) y el Centro Integral Oncológico Clara Campal (Ciocc) han diseñado una nueva técnica de marcaje de células vivas que permitirá acortar tiempos en terapias celulares y avanzar en nuevos tratamientos contra el cáncer.

Cristóbal Belda, director de I+D+i de HM Hospitales.

El hallazgo, cuyos resultados publica la revista ‘Scientific Reports’, ha sido realizado en colaboración con Imdea Nanociencia, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro Nacional de Biotecnología, y permitirá la incorporación a la rutina clínica de sistemas mixtos de células y nanopartículas.

Hasta ahora, la posibilidad de “cargar” células con nanopartículas suponía un tedioso procedimiento, de varios días de duración y cuya predicción de eficiencia era de elevada complejidad, según ha explicado Ánge Ayuso, director del Laboratorio de Tumores Cerebrales de la FIHM y responsable de la investigación.

Este hecho provocaba que fuera prácticamente imposible desarrollar la farmacocinética de estos futuros fármacos. Además, los tiempos necesarios para realizar “la carga” de nanopartículas en células añadía una limitación mayor ya que, en la práctica clínica, no siempre es posible esperar días.

Dentro de las diferentes técnicas de imagen, la resonancia magnética nuclear (RMN) es una de las más utilizadas dado su alta resolución. Las nanopartículas de óxido de hierro (IONPs) son uno de los agentes de contraste más prometedores en RMN. Sin embargo, las dos limitaciones más importantes son la baja concentración intracelular y los tiempos tan largos necesarios para el marcaje celular.

Sin embargo, el método diseñado por Ayuso y su equipo es “sencillo y barato” y permite “reducir significativamente los tiempos de marcaje a la vez que controlar la cantidad de IONPs que se introducen en cada célula”, asegura el experto.

Además, el estudio publicado ahora demuestra que se puede mejorar y controlar significativamente la entrada de nanopartículas de óxido de hierro en el interior de las células, utilizando tecnología disponible en cualquier laboratorio y en un tiempo realmente corto.

Permite la carga en cuestión de minutos

“Este avance tecnológico, de extrema simplicidad e irrelevante en costes, permite la introducción de nanopartículas en células vivas en cuestión de minutos”, ha añadido Cristóbal Belda, director de I+D+i de HM Hospitales y firmante del trabajo, y permite la incorporación de este método dentro de un entorno quirúrgico o urgente.

Además, asocia un modelo predictivo de carga total lo cual implica una base sobre la que desarrollar los estudios farmacocinéticos y, por tanto, su desarrollo clínico final. “Ambas características permiten a este método resolver dos de las grandes limitaciones tecnológicas de los nanofármacos modernos y sitúan a estos en la lanzadera de su desarrollo clínico”, según este experto.

Ambos coinciden en que los beneficios de este estudio se podrán ver en distintos campos ya que, por ejemplo, servirá para acortar los plazos en terapias celulares que requieran el seguimiento de las células implantadas mediante técnicas de imagen.

De hecho, algunas de estas terapias ya se encuentran en diferentes estadios de ensayos clínicos para las que la aplicación de este método permitiría mejorar su visualización in vivo. “También supone un avance en los estudios encaminados al desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer, como la hipertermia intracelular”, concluye Ayuso.

ENLACES RELACIONADOS:

El Clara Campal, entre los tres hospitales oncológicos más activos (20/02/14)