Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30

“Una hora de educación para la salud, 14,19 euros; los cuidados de un crónico, 600.000 euros”

El Sindicato de Enfermería apuesta por el rol de estos profesionales en la prevención

Miércoles, 11 de mayo de 2011, a las 16:57

Redacción. Zaragoza
El sindicato de Enfermería Satse-Aragón ha aprovechado la festividad este jueves del Día Internacional de la Enfermería para poner de manifiesto el rol de estos profesionales en la prevención, más en tiempos de crisis económica.

Beatriz Álvarez y Ana Bonafonte.

“Hay un dato que es revelador, una hora de educación para la salud le cuesta al sistema sanitario 14,19 euros, mientras que un usuario con una enfermedad crónica durante 40 años supone una media de 600.000 euros”, explica Beatriz Álvarez, delegada de Satse Aragón.

De igual forma, ha explicado que la correcta dotación de plantillas, tanto en Atención Primaria como en Especializada, sirve también para ahorrar “ya que, por ejemplo, las intervenciones de enfermería domiciliaria son eficaces en la adherencia al régimen terapéutico y medicación de los enfermos crónicos (se evitan ingresos innecesarios). De igual forma una adecuada plantilla de enfermería en Especializada hace que los pacientes tengan menos infecciones y complicaciones y, por lo tanto, reciban el alta más pronto. Eso también ahorra”, indica Ana Bonafonte, delegada de SATSE Aragón. Aunque en estos momentos, según un estudio del Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Aragón cuenta con 6,02 enfermeros por cada mil habitantes, cuando hay países como Noruega que esa cifra de diplomados se eleva hasta 15.

El problema de los recursos sanitarios, crecientes año tras año, implica que el modelo asistencial debe cambiar. En este sentido, Satse comparte la afirmación de Fernando Lamata, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, “el siglo XXI cambia el paradigma del curar al cuidar: “Este siglo va a ser el de la enfermería, el del cuidado, el de los servicios sociales, el de la integración”.