Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Lunes, 12 de enero de 2015, a las 13:57
Redacción. Santander
El Colegio de Farmacéuticos y Farmacéuticos sin Fronteras (FSF) España inician en Cantabria una campaña de recogida de radiografías inservibles en las farmacias para conseguir fondos para proyectos de cooperación al desarrollo, ayuda humanitaria y acción social de la ONG.

Marta Fernández-Teijeiro.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria, Marta Fernández-Teijeiro, y el de Farmacéuticos sin Fronteras, Rafael Martínez, han firmado este lunes un convenio para llevar a cabo esta campaña, que tendrá una duración de un año.  Según han explicado, los fondos se consiguen vendiendo la plata que contienen estas radiografías, una de las fuentes de financiación de la ONG.

Martínez ha señalado que aproximadamente 15 o 20 radiografías pesan un kilo, del que se pueden obtener unos 5,5 gramos de plata. Cada gramo se vende a 0,4 euros y, quitando los gastos de separar la plata de la radiografía, por cada tonelada se puede la ONG puede obtener unos 1.300 euros.

Los profesionales de las farmacias informarán a los usuarios de la campaña, además del cartel informativo que se colocará. En ella, también colaborarán las tres empresas de distribución farmacéutica con actividad en la comunidad autónoma, esto es Cenfarte, Cofares y Cofas.

Los usuarios podrán dejar allí las radiografías inservibles, que se llevarán a las cooperativas y éstas las remitirán a un centro de separado de residuos, donde se obtendrá la plata, que se convertirá en lingotes para poder venderla. Según los cálculos de los promotores de la campaña, en Cantabria, donde hay unas 200 oficinas de farmacia, se pretenden conseguir "2 o 3 toneladas" de radiografías. Tanto la presidenta del Colegio como de Farmacéuticos sin Fronteras han hecho un llamamiento a los cántabros para participar en esta iniciativa y llevar las radiografías que no sirvan a las farmacias para que se destinen a un "buen fin".

Fernández-Teijeiro han apuntado que las personas suelen conservar radiografías por ser un residuo que la gente, a su juicio, "no sabe qué hacer con él". De hecho, la presidenta de la institución colegial ha explicado que esta campaña ya se realizó en Cantabria en 2002 y ha señalado que usuarios ya habían pedido que se repitiera. Así, ha garantizado que el Colegio llevará a cabo "todas las actuaciones necesarias" para que la campaña sea un "éxito".