Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Un protocolo interinstitucional mejorará la detección de casos de desprotección infantil en el ámbito sanitario

Apartados específicos para Atención Primaria, urgencias pediátricas y hospitalización, Neonatología, partos, Emergencias y la Red de Salud Mental

Miércoles, 12 de noviembre de 2014, a las 16:47
Redacción. Guipúzcoa
Un nuevo protocolo interinstitucional mejorará la detección de casos de desprotección infantil en el ámbito sanitario, así como la coordinación entre el personal del Servicio Vasco de Salud y los servicios sociales forales de Guipúzcoa. La Dirección General de Osakidetza, el Departamento de Salud  del Gobierno Vasco y el Departamento de Política Social de la Diputación Foral de Guipúzcoa han suscrito este compromiso y han destacado “la importancia de la colaboración interinstitucional en una cuestión fundamental como es la protección de los derechos de la infancia”.

Guillermo Viñegra, viceconsejero de Salud del Gobierno Vasco; Ander Rodriguez, diputado de Política Social de la Diputación Foral de Guipúzcoa; Jon Etxeberria, director general de Osakidetza y Euken Barreña, director de Protección a la Infancia.

El director general de Osakidetza, Jon Etxeberria, el diputado de Política Social, Ander Rodríguez, y el director de Protección a la Infancia, Euken Barreña, han presentado este protocolo, cuyo objetivo principal es sistematizar la colaboración entre el personal sanitario y de servicios sociales para intervenir ante sospechas de maltrato o situaciones de desatención hacia los niños y niñas por parte de sus familia. Se trata de un protocolo exhaustivo que tiene apartados específicos para Atención Primaria, urgencias pediátricas y hospitalización, Neonatología, partos, Emergencias y la Red de Salud mental. Además, se encuentra plenamente integrado en las líneas estratégicas de atención sociosanitaria de Euskadi al abordar la intervención en situaciones de riesgo, desprotección o maltrato en la población infantil, detectada como uno de los colectivos diana sociosanitarios de especial vulnerabilidad y protección. 

Los profesionales de la salud están en permanente contacto con menores, por lo que constituyen un colectivo fundamental en la detección de situaciones de desprotección infantil. De hecho, Osakidetza está detrás de un número importante de notificaciones que reciben tanto los servicios municipales como los forales, ya que el personal sanitario está en contacto directo con los niños y niñas a lo largo de las diferentes etapas de crecimiento, y puede detectar que está viviendo una situación difícil y que necesita ayuda. Por ello, se ha considerado apropiado regular y sistematizar la colaboración que ya vienen manteniendo los centros de salud con los servicios sociales.

Entre las situaciones en las que se regula la coordinación entre los profesionales de la sanidad y de los servicios de Protección a la Infancia, se encuentra la existencia de sospecha de malos tratos o negligencia en el cuidado por parte de profesionales sanitarios o cuando una madre manifiesta en un servicio de salud que se encuentra embarazada (o ha dado a luz) y desea entregar a su hijo en adopción.

También se activará el protocolo durante la intervención de servicios sociales en uno de estos casos, para solicitar información relevante o en situaciones críticas en las que la persona menor de edad se encuentre ingresada en un centro hospitalario y sea necesario ejecutar una medida legal de separación.

En 2014, la Diputación ha recibido 313 nuevas notificaciones de situaciones de desprotección infantil y se han adoptado 195 medidas de protección.