Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05

Un médico español, por primera vez al frente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo

El estomatólogo Francisco Rodríguez Lozano será el primer médico español en presidir la Red Europea de Prevención del Tabaquismo

Lunes, 04 de mayo de 2015, a las 14:36
Redacción. Madrid
El estomatólogo Francisco Rodríguez Lozano será el primer médico español en presidir la Red Europea de Prevención del Tabaquismo, la ENSP por sus siglas en inglés (European Network for Smoking and Tobacco Prevention). 

Francisco Rodríguez Lozano.

Los países representados en esta entidad, que son prácticamente todos los pertenecientes a la UE más Rusia, Noruega, Suiza y Georgia, reconocen así la trayectoria de este médico, en cuyo haber destaca especialmente la labor desarrollada durante estos últimos cuatro años como presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), centrada básicamente en defender el empaquetado genérico de cigarrillos y equiparar el uso público de los cigarrillos electrónicos con el tabaco convencional.

La ENSP fue creada en 1997 como organización internacional sin ánimo de lucro para impulsar desde el plano científico las iniciativas de los gobiernos europeos en la regulación del consumo de tabaco.

La labor de Rodríguez Lozano al frente del CNPT

El nuevo presidente de la ENSP, Francisco Rodríguez, ha expresado reiteradamente desde la CNPT que el empaquetado genérico o ‘plain packaging’ de los cigarrillos es una medida muy útil para frenar el consumo de tabaco sobre todo en jóvenes y mujeres, al anular el ‘glamour’ asociado con las presentaciones vistosas que presentan las cajetillas e identificar a todas ellas como envases indistintos que contienen ‘peligroso veneno’ para la salud.

Respecto a los cigarrillos electrónicos, desde el CNPT se ha venido abogando por equipararlos con los convencionales al poner en riesgo los avances contra el tabaquismo y porque la seguridad de estos dispositivos no ha sido aún bien establecida, y menos aún su pretendida eficacia como instrumento de ayuda a las personas que quieren dejar de fumar.