Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40
Lunes, 09 de febrero de 2015, a las 13:13
Redacción. Palma
El extécnico del Ayuntamiento de Palma Juan Seguí ha asegurado, durante su intervención en la comisión de investigación parlamentaria sobre el Hospital Universitario de Son Espases, que le pidieron que realizase un informe favorable a la elección del actual solar horas antes de que el expresidente del Gobierno, Jaume Matas, y la exalcaldesa de Palma, Catalina Cirer, presentasen antes los medios que ya lo habían elegido.

En concreto, Seguí ha señalado que a las 13.40 horas del 26 de noviembre de 2003 le trasladaron una orden del exregidor de Urbanismo Javier Rodrigo de Santos para que realizase un informe favorable a este centro hospitalario ya que a las 16.30 horas, Matas y Cirer iban a realizar el anuncio.

Asimismo, ha explicado que, ante su negativa inicial, el entonces director técnico de la Gerencia de Urbanismo de Palma, Bartomeu Abad, le comentó que "su hijo trabajaba en este municipio", lo que no le "sentó nada bien", ya que lo consideró como "un consejo".

Por otro lado, ha negado que la compra de un solar anexo a Son Espases por parte de su hijo y del empresario Bartolomeu Cursach para construir un geriátrico tuviera nada que ver con una supuesta información privilegiada acerca del hospital ya que era un tema que venía de "un año antes y por problemas de herencia no se había podido firmar la escritura". En este sentido, ha reconocido que la elección de Son Espases fue una "elección política del terreno" aunque ha negado que tuviese información privilegiada y que la usase para favorecer a su hijo.

Sobre el expediente de incompatibilidad que le fue abierto desde el Ayuntamiento de Palma por el solar de su hijo, Seguí ha dicho que éste se le abrió "por cuestiones políticas y mediáticas" y que, tras ésto, él pidió un excedencia. "Me sentí manipulado, traicionado y abandonado por los que me habían dado trabajo", ha añadido.

Asimismo, ha señalado que el exteniente de alcalde Rafael Vidal Roca (PP), le pidió que buscase unos terrenos para cambiar la ubicación del entonces llamado Son Dureta II, a pesar de que ya había un proyecto aprobado a punto de adjudicarse debido a "una imposición del partido que quería llevar en su programa electoral un nuevo emplazamiento".

De esta manera, ha señalado que, tras la propuesta inicial que realizó, le pidieron que ampliase a siete u ocho parcelas y que, a orden de Rodrigo de Santos, le solicitaron que incluyera dos parcelas más, una en Son Sardina y otra en la que se encuentra el "actual emplazamiento de Son Espases".

ENLACES RELACIONADOS:

El modificado de Son Espases se “hizo legalmente”, según el secretario general del Ib-Salut de 2007 a 2011 (6/2/15)