Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Un especialista del Hospital de Valdepeñas premiado por una herramienta que mejora la atención de la esofagitis eosinofílica

Es una creación de un sistema de puntuación inédito que mide los síntomas de esta enfermedad

Lunes, 13 de mayo de 2013, a las 16:06

Redacción. Ciudad Real
Joaquín Rodríguez, especialista de Aparato Digestivo del Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas (Ciudad Real),  ha sido premiado por la Sociedad Española de la especialidad por la creación de un sistema de puntuación inédito que permite medir los síntomas y afectación de los pacientes con esofagitis eosinofílica, una enfermedad cuyos casos han aumentado en los últimos años.

Rodríguez.

Rodríguez recogerá el galardón a la mejor comunicación oral de tracto digestivo superior en el Congreso nacional de Aparato Digestivo, que se celebrará en Murcia a principios de junio. Previamente, viajará a Orlando (EEUU) para dar a conocer su VAS-EoE, Score en el Congreso americano de Gastroenterología, que tendrá lugar el próximo 19 de mayo.

Se trata de un sistema de puntuación único en el mundo para la valoración de síntomas de pacientes con esofagitis eosinofílica, con el que se pretende medir el grado de afectación clínica que presentan los pacientes con esta enfermedad, así como su grado de mejoría o no, en función de la respuesta a los tratamientos.

Esta herramienta, creada en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), es de gran utilidad para el profesional, porque cuantifica lo que ha mejorado o no el paciente, en base a una puntuación de 0 a 10 de los siete síntomas más frecuentes de la enfermedad en la edad adulta: dificultad para tragar, dolor en el pecho, sensación de nudo cervical, regurgitaciones, pirosis o ardor, dolor en la boca del estómago (epigastrio), y atascos con las comidas.

El paciente puntúa cada uno de esos síntomas en función de cómo los sienta subjetivamente. Posteriormente, se suma toda la puntuación y se obtiene un baremo global, que es lo que sirve a los especialistas como referencia para ver si ha respondido a los tratamientos o ha empeorado.

Por ejemplo, si el paciente mejora histológicamente y la enfermedad se inactiva, el score disminuye su puntuación; mientras que si el paciente ha recaído (acude a la consulta y dice que se encuentra peor) se le pasa el score y se obtiene una mayor puntuación. “Eso quiere decir que el paciente está clínicamente peor y que es probable que la enfermedad haya vuelto a reaparecer”, en palabras de Rodríguez.