Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Un centro para aprender a evitar el dolor de espalda

Se darán pautas para su prevención y tratamiento

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Álava

Los dolores de espalda afectan al 80 por ciento de la población.

Cerca del 80 por ciento de la población ha sufrido o sufrirá dolor de espalda severo en algún momento de su vida. Las causas son varias: malas posturas, hábitos incorrectos en el trabajo, sobrecargas. Para combatirlo nada mejor que la prevención o, en caso de llegar tarde, un tratamiento personalizado. Con este objetivo nace la “Escuela de Espalda”.

Esta iniciativa liderada por USP Araba Sport Clinic junto con la Ciudad Deportiva del Baskonia (Bakh) , forma parte un prestigioso equipo técnico de fisioterapeutas especialistas, dirigidos “por Patrick Middleton, médico especialista en rehabilitación deportiva de USP Araba Sport Clinic.

“El dolor nos afecta a casi todos. El día a día es el principal causante. A nuestras instalaciones se acercan personas de edad avanzada, pasando por amas de casa o trabajadores, sin olvidar a quien simplemente quiere evitar futuros dolores de espalda”, señala Itxaso Sánchez, fisioterapeuta de USP Araba Sport Clinic.

La Escuela de Espalda es un programa de educación sanitaria cuyo principal objetivo es proporcionar al paciente información personalizada y de calidad sobre su lesión o molestia. Pero no sólo eso; también busca educarle sobre las mejores prácticas de higiene postural, proporcionarle pautas de ejercicios y aplicar tratamientos de fisioterapia específicos que mejoren su dolencia.

Tras una valoración inicial de cada caso por parte de un médico, se determinará la idoneidad del paciente para formar parte del programa. A partir de ese momento se crearán grupos de 10 pacientes como máximo (se trabaja de forma personalizada con cada uno de ellos) que podrán conocer su lesión, aprender nuevas técnicas y mejorar su higiene postural.

En las sesiones de trabajo se aplican también técnicas de gimnasia hipopresiva (ejercicios activos dirigidos a potenciar el suelo pélvico), ejercicios en piscina y sesiones personalizadas de fisioterapia. Las clases se practican dos días a la semana, durante dos meses.

Indicado para todo tipo de lesiones: síndromes facetarios, lumbalgias crónicas, cervicalgias, dorsalgias, hernias de disco, contracturas, rigidez… “Evitamos todas aquellas patologías que derivan de las sobrecargas o de las descompensaciones musculares”, señala Itxaso Sánchez.

Tras su paso por la Escuela, “el paciente será consciente de su dolencia, de las causas que la provocan y los factores que la empeoran. A partir de ahí, gracias a las diferentes herramientas que le enseñamos, podrá hacer frente a su dolor o patología”, subraya Patricia Iglesias, responsable del área de salud de Bakh, que subraya también que, para conseguir resultados, el paciente debe continuar con los ejercicios una vez en su casa.