Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Un centenar de especialistas de toda España actualizan en Toledo sus conocimientos sobre resucitación

se abordaron las nuevas recomendaciones y herramientas para la atención a la parada cardiorrespiratoria

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Toledo
La formación continuada, el reciclaje, es una de las claves en el ejercicio de la profesión sanitaria. Con esta perspectiva, más de un centenar de profesionales sanitarios de todo el país se dieron cita la pasada semana en Toledo en las III Jornadas de Resucitación, organizadas por la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, en las que se abordaron las nuevas recomendaciones y herramientas para la atención a la parada cardiorrespiratoria.

Un instante de una de las clases del curso.

Ante un foro compuesto fundamentalmente médicos y enfermeras, el jefe de sección del Servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario de Toledo, José Antonio Alonso, y Beatriz Huidobro, de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de este mismo centro sanitario hablaron sobre las nuevas recomendaciones en resucitación pediátrica. También se abordaron las últimas recomendaciones en resucitación del adulto publicadas el pasado 18 de octubre, y la evidencia científica que ha llevado a las mismas.

Por otro lado, se debatió acerca del denominado Código Puente, que consiste en la aplicación de determinadas técnicas cuando las que se utilizan habitualmente en resucitación no son efectivas. Así, se analizó la reperfusión coronaria precoz tras parada cardiaca, un proyecto de investigación que está llevando a cabo la Gerencia de Urgencias de Sescam, y la utilidad de la Oxigenación con Membrana Extracorpórea (ECMO) en pacientes pediátricos que han sufrido una parada cardiaca o están en una situación de que puede llevarles a parada cardiaca irremediablemente.

Cadena de supervivencia

La Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario de Castilla-La Mancha viene trabajando desde hace varios años en la atención a la parada cardiorrespiratoria, haciendo especial hincapié en el refuerzo de la cadena de supervivencia.

Así, y gracias a una beca de la Fundación para la Investigación Sanitaria (Fiscam), están llevando a cabo un proyecto de investigación para mejorar la información telefónica que se ofrece desde el Centro Coordinador de Urgencias a los alertantes ante un caso de parada. Asimismo, están elaborando un proyecto de Reanimación Cardiopulmonar en las aulas, con el fin de introducir la formación en resucitación en el currículo formativo de los alumnos de secundaria.

Por otra parte, y en cuanto al acceso a la desfribilación, la Gerencia de Urgencias es la encargada del registro de los desfibriladores que se implantan en la región, y se ha acreditado como unidad para la formación en desfibrilación semiautomática.

Además, ha desarrollado diferentes procedimientos que favorecen el acceso al soporte vital avanzado y, finalmente, están trabajando en el desarrollo de dos proyectos relacionados con los cuidados postresucitación: el tratamiento con hipotermia en el medio prehospitalario a los pacientes que tras la recuperación de una parada cardiaca siguen estando conscientes, y el transporte precoz a hospitales con hemodinámica para realizar reperfusión coronaria.