Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:00

Cien enmiendas para el presupuesto de Sanidad

PSOE, IU y UPyD han presentado además a la totalidad del proyecto

Lunes, 28 de octubre de 2013, a las 17:11

María Márquez. Madrid
Las enmiendas parciales de los grupos socialista, CiU, Izquierda Plural, UPyD y Grupo Vasco superan el centenar (102), sin contar las presentadas a la ‘totalidad’ de la propuesta del departamento que lidera Ana Mato.

Partidas sanitarias

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso.

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado 51 enmiendas parciales a la sección 26 de los Presupuestos Generales del Estado para 2014, o lo que es lo mismo, dirigidas a las cuentas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Una cifra ‘repartida’ entre estos tres ámbitos y que en el sentido estrictamente sanitario recogen la petición de partidas (entre otras) para la Estrategia Nacional Sobre Drogas 2009-2016 (1 millón de euros); el Plan de Nuevas Adicciones (1 millón de euros); el Plan para la prevención de bebidas alcohólicas en menores (700.000 euros); el Fondo de Cohesión Sanitaria (88 millones de euros, la más cuantiosa); transferencias a comunidades autónomas para aplicar la Estrategia Estatal de Enfermedades Raras (3 millones) y para la prevención y promoción de la salud (2,4 millones); o el Plan Bucodental, para el que solicitan la inclusión de una partida de 12 millones de euros.

Izquierda Plural pone el acento (en sus 30 enmiendas) en el Plan Nacional Sobre Drogas, para el que demanda 7,5 millones de euros. El Fondo de Cohesión y Calidad del SNS necesita recibir, según este grupo parlamentario, 30 millones tras la “intensa reducción” sufrida “pasando de los 93 millones de 2012 a 36,2 millones en 2013, y 22,6 millones previstos para 2014”. La “potenciación” de las Estrategias Estatales precisarían de 15 millones de euros, mientras que para el Plan Bucodental sugieren la misma aportación que el grupo socialista, 12 millones de euros.

UPyD justifica su enmienda a la totalidad (en total presenta 12 parciales) en que los presupuestos que ha presentado el equipo de la ministra Ana Mato “no contribuyen a solucionar si quiera algunos de los problemas más graves que tiene, a nuestro juicio, el Sistema Nacional de Salud (SNS)”. Para el Plan Nacional sobre Drogas, este grupo presenta tres enmiendas que supongan una aportación global de 3 millones de euros. Al Plan de Calidad del SNS aportarían 10 millones de euros, la misma cantidad que necesita, como justifican, la Organización Nacional de Trasplantes “para que continúe realizando su labor de manera eficaz”.

Dependencia

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ante el pleno.

En este terreno, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una enmienda por valor de 566,4 millones destinados al Imserso para que dé cumplimiento al “nivel convenido” en dependencia. Otra de sus enmiendas habla de 500.000 euros transferidos al Cabildo de Fuerteventura “para infraestructuras” que propicien la aplicación de dicha norma estatal. También contemplan 36.000 euros para políticas de prevención.

De las seis enmiendas que Convergència i Unió (CiU) 'dirige' a la sección 26, dos de ellas están focalizadas en los servicios sociales. Concretamente, el grupo parlamentario catalán insta a destinar 29,4 millones de euros a 'programas' de este tipo dado "el aumento en la demanda de este tipo de atención" a raíz de la crisis económica. Por otro lado, el nivel convenido de la dependencia debería recibir, como consta en otra de sus enmiendas, un total de 283,1 millones de euros.

Izquierda Plural (IP) aboga por transferir al Imserso 30 millones de euros y así conseguir garantizar el “nivel mínimo”. La misma cifra que considera en otra enmienda bajo el epígrafe de teleasistencia domiciliaria.

UPyD sugiere la misma cantidad que IP para “el desarrollo de infraestructuras” que permitan el desarrollo de la Ley de Dependencia. Además, este grupo parlamentario contempla otros 30 millones de euros con el fin de  cubrir “obligaciones de ejercicios anteriores por cuota sociales de cuidadores no profesionales en dependencia”. Un concepto que comparte con el Grupo Vasco, cuya enmienda incrementa la cifra hasta los 330 millones de euros, al tiempo que presenta otra para “el nivel convenido” por valor de 566,4 millones de euros. Este grupo, representado en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales por Isabel Sánchez, ha presentado una ‘enmienda de supresión” (tres en total a la sección 26) de la disposición adicional 25ª del proyecto de los PGE de 2014 (“suspensión de la aplicación de determinados preceptos de la Ley  39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a  las personas en situación de dependencia. Durante 2014 se suspende la aplicación del artículo 7.2, del artículo 8.2.a), del artículo 10, del artículo 32.3, párrafo primero, y de la disposición transitoria primera de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía  Personal y Atención a las personas en situación de dependencia).

Los presupuestos serán aprobados antes de final de año

Una vez zanjado el debate a las enmiendas de totalidad, la primera semana de noviembre el Congreso de los Diputados albergará el concerniente a las enmiendas parciales en la Comisión de Presupuestos, que elaborará un dictamen que será elevado al pleno entre el 11 y el 14 de noviembre. De ahí, el texto pasará al Senado y si no hay enmiendas ni vetos, los presupuestos para el próximo año quedarán definitivamente aprobados.