14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Un asesor externo valorará el concurso de diálisis

Bañolas pide un informe de los criterios subjetivos sobre los que debe decidir la mesa de contratación

Miércoles, 16 de febrero de 2011, a las 18:01

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El consejero de Sanidad, Fernando Bañolas, pretende evitar nuevas intromisiones en la rebaremación del concurso para la adjudicación de los servicios de hemodiálisis de los hospitales Doctor Negrín y José Molina Orosa. La primera acción será buscar fuera de las islas un asesor especializado para que realice un informe de las ofertas presentadas por las empresas, Lifeblood SL y Baxter (a través de su filial en Canarias RTS Servicios de Diálisis), y que sirva de guía los funcionarios encargados de la decisión final.

Fernando Bañolas.

Así, deberán analizar los criterios relativos a las mejoras asistenciales y ajuste del personal en función del incremento de los pacientes o la disposición de dializadores de última generación, que fueron los que valoró el pasado mes de agosto la ex jefa del servicio de nefrología del Hospital Doctor Negrín, Leocadia Palop, encargada también de redactar los pliegos de las condiciones técnicas del contrato, según publica el diario La Provincia.

RTS-Baxter, actual concesionaria del servicio de diálisis, apuntó a esos criterios cuando en noviembre recurrió ante la Comunidad Autónoma la adjudicación provisional a Lifeblood.
Tras estudiar los servicios jurídicos de la administración autónoma el recurso, Sanidad decidió en diciembre volver a baremar el concurso, dotado con 124 millones de euros por un periodo máximo de 15 años, aunque la cifra se modificará tras acortarse el tiempo de prestación del servicio pues debió iniciarse en diciembre, al entender que la facultativa actuó de forma arbitraria valorando en favor de Lifeblood criterios que no constaban en el pliego de condiciones.

La consejería de Sanidad lo está llevando todo con máxima confidencialidad y Fernando Bañolas ha señalado que espera que se resuelva en el plazo máximo de dos meses.