Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:55

Un 54% de los gallegos guarda medicamentos sobrantes de recetas

Se trata principalmente de analgésicos, antiinflamatorios, anticatarrales o antigripales y antibióticos

Martes, 09 de septiembre de 2014, a las 15:50
Redacción. Santiago de Compostela
El 54 por ciento de los gallegos guarda medicamentos sobrantes de tratamientos en casa y un 83 por ciento los reutilizan en otras ocasiones, son datos resultantes de una encuesta realizada por Eroski Consumer en nueve comunidades autónomas para conocer los hábitos de consumo de medicamentos de los consumidores.

Más de la mitad de los encuestados guarda fármacos sobrantes en casa.

El sondeo refleja que al 73 por ciento de los encuestados, habitualmente les sobra parte del medicamento una vez terminan tratamientos prescritos por el médico (la media nacional es un 77 por ciento) y, mientras un 62 por ciento los lleva al punto Sigre (de reciclaje), sin embargo otro 54 por ciento confiesa que los guarda en casa (la media nacional es del 63 por ciento). De hecho, en el momento de la encuesta, el 70 por ciento tenía en casa medicamentos sobrantes de otros tratamientos con prescripción médica (misma proporción que la media nacional): principalmente de analgésicos, antiinflamatorios, anticatarrales o antigripales y antibióticos.

Además, el 83 por ciento de ellos confirma que la última vez que tomó fármacos aprovechó los que guardaba en casa (la media nacional es del 86 por ciento). Un 13 por ciento de los gallegos admite haber recomendado a familiares o amigos un determinado medicamento que necesitase prescripción médica (una proporción inferior al 19 por ciento de la media nacional).

Por otro lado, el 74 por ciento de los gallegos consultados reconoce haber tomado algún medicamento por iniciativa propia y sin acudir al médico (similar a la media nacional, de un 72 por ciento). Lo justifican porque consideran que son problemas de salud menores, repetidos, y acuden a la farmacia para que les aconsejen.