15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

UGT ya prevé 2.000 puestos sanitarios en peligro

Las estimaciones anteriores del sindicato situaban esta cifra en 1.300 trabajadores

Jueves, 10 de noviembre de 2011, a las 23:29

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

Redacción. Tenerife
El secretario general de la Federación de los Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (UGT), Francisco Bautista, ha asegurado que el número de trabajadores que se verá afectado por el recorte en un 3,6 por ciento del Capítulo I –gastos de personal-, que refleja el proyecto de presupuestos para 2012 de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se eleva a 2.000 empleados. Las estimaciones anteriores del sindicato situaban esta cifra en 1.300 trabajadores.

UGT manifestó, tras una rueda de prensa en la capital grancanaria, que la rebaja en personal sanitario para el año que viene -50 millones de euros, aproximadamente- tendrá como consecuencia la no renovación de los contratos eventuales que expiran a final de año.

La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, ha asegurado que el recorte no se traduciría ni en despidos, ni en rebajas salariales, pero UGT insiste en que esta afirmación sólo afecta a la plantilla orgánica, es decir funcionarios e interinos. Por este motivo, Bautista ha matizado y ha explicado que, si bien no se va a despedir porque “la plantilla orgánica es intocable”, sí se va a dejar de contratar y no se van a renovar contratos eventuales que ahora están en vigor; “se van a ver en la calle igual que un despedido”.

A este respecto, señala que estos contratos -médicos, enfermeros, auxiliares y celadores- son necesarios por la demanda de atención existente en el Servicio Canario de Salud (SCS).

“Están mintiendo”, ha apuntado UGT sobre el aumento anunciado por la Consejería de Sanidad porque, aunque el incremento respecto al presupuesto de 2011 es de un 2,7 por ciento, “esta subida se centra en el Capítulo II -gastos corrientes en bienes y servicios-, que es para pagar a proveedores a los que se les deben millones de euros que no les han pagado en el actual ejercicio”. En este sentido, ha reiterado que el Capítulo destinado a gastos de personal, “el indispensable para prestar el servicio”, sí baja.

El sindicato ha señalado que se dejará de prestar la cartera de servicios de algunas especialidades en las islas no capitalinas “porque es imposible recortar en personal y mantener la calidad del servicio”. Asimismo, ha afirmado que aumentando “media horita” no será suficiente para prestar la calidad asistencial “que se merece el usuario”, respecto a la ampliación del horario semanal de 35 a 37,5 horas.