19 dic 2018 | Actualizado: 15:20

Trabajadores de Son Dureta se concentran contra el pago del aparcamiento en Son Espases

Desde Satse consideran “la política de Sanidad una política de desprecio a los profesionales”

mar 11 enero 2011. 18.23H

Vicenç Thomàs, consejero de Salud.

Redacción. Palma
Los trabajadores de Son Dureta se concentran hoy en la entrada del centro hospitalario para protestar contra el pago que trabajadores y usuarios tendrán que realizar para utilizar el aparcamiento del nuevo hospital de Son Espases.

La movilización, a la que están llamados todos los trabajadores del hospital, ha sido convocada por UGT y a ella se han adherido hasta el momento CCOO y el Sindicato de Enfermería Satse.

Según Satse, el pago del aparcamiento “es la continuación de la afrenta que vienen soportando los trabajadores de la sanidad balear”, después de que el Govern les congelara el sueldo con un recorte en sanidad de más de cien millones de euros -30 de ellos en personal- y la posterior bajada salarial de más del 5 por ciento decretada por el Gobierno central.

En opinión del sindicato de enfermería, “medidas como las del pago del aparcamiento son ejemplo y colofón de la política del departamento dirigido por Vicenç Thomàs”. “Una política de desprecio y de insulto continuado a los profesionales sanitarios, que en este caso también afectará a los usuarios”, ha añadido.

Asimismo, ha recordado que desde Salud se ha argumentado “como única excusa” que el pago del aparcamiento estaba incluido en el pliego de condiciones con las empresas constructoras. A su parecer, “la verdadera razón” de esta medida no es otra que “la voluntad” del Govern de privatizar el aparcamiento.

Cabe recordar que el IB-Salud llegó a un acuerdo con la empresa concesionaria del aparcamiento por el que los trabajadores pagarían el 50 por ciento del coste por la utilización del aparcamiento y el 50 por ciento restante los asumiría el Ejecutivo.

Así, los trabajadores disfrutarán de 2.600 bonos de aparcamiento establecido en 0,02361 euros por minuto (1,4165 euros por hora), equivalente al reequilibrio de tarifas aprobado por el Ayuntamiento de Palma para los aparcamientos de concesión municipal.

De las 2.600 plazas de aparcamiento subvencionadas, 1.400 (1.100 reservadas al personal del turno de mañana y 300 para el de tarde) tendrán un abono por un precio final de 25 euros mensuales.
Las otras 1.200 plazas de aparcamiento bonificado se repartirán en 300 para el turno de mañana; 300 para el turno de tarde; y 300 para el de noche por un precio de dos euros por jornada; y otras 300 plazas más se reservarán para los trabajadores fijos del turno de noche con un precio de 20 euros mensuales.