23 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 20:10

Bruselas avisa y la sanidad española tiembla: hay que recortar 20.000 millones

Todavía están sin cumplir varias promesas de ajustes en el gasto farmacéutico hechas por el Gobierno de Mariano Rajoy

Viernes, 05 de febrero de 2016, a las 11:11
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Durante los últimos años, los ajustes sanitarios han formado parte de las medidas tomadas por las administraciones públicas para alcanzar los objetivos de déficit pactados con la Comisión Europea. Y parece que esta tendencia va a continuar próximamente, a tenor del último informe sobre la economía española publicado por Bruselas.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

Y es que la Comisión avisa, en un informe, de que el déficit español rondará el 4,8 por ciento en 2016, dos puntos por encima de lo pactado por el Gobierno con las instancias europeas, y ello a pesar de la mejora de la economía nacional y la caída del desempleo, que continuará durante el próximo año.

El comisario de Economía de la Unión Europea, Pierre Mocovici, ha asegurado que gran parte de esta previsión parte de “la incertidumbre política de España, que pesa sobre los agentes políticos”. De hecho, el propio informe avisa de que “los riesgos a la baja a la previsión de crecimiento se derivan principalmente de la incertidumbre que rodea a la formación del nuevo Gobierno”.

Con todo, esto no impide que España vaya a tener que aplicar unas medidas de ajuste, principalmente sobre el gasto público, por valor de 20.000 millones, una cantidad que con toda probabilidad repercutirá en sanidad.

Promesas incumplidas

Con todo, hay que recordar que el Gobierno sigue sin cumplir gran parte de sus compromisos con la Comisión en materia de gasto farmacéutico. En el último documento enviado a Bruselas se habían comprometido recortes por valor de 1.000 millones (una mitad en 2015 y la otra en 2016) en medicamentos hospitalarios, mediante la vinculación del gasto farmacéutico al PIB.

Sin embargo, ninguna comunidad autónoma se ha adherido aún a este mecanismo aprobado en el Congreso de los Diputados, además de que esta partida ha sufrido un crecimiento extraordinario generado por los nuevos antivirales de hepatitis C. Asimismo, tampoco se ha puesto en marcha ‘de facto’ el pacto acordado entre Farmaindustria y los ministerios de Sanidad y Hacienda, por el que se quería limitar el gasto en medicamentos innovadores.

Por otro lado, a la reiterada exigencia de la Comisión de generar un sistema de información transparente sobre el gasto hospitalario también sigue sin ponerse en marcha, a pesar de que ya existe y que Hacienda asegura haber recibido datos de las comunidades autónomas.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda al informe de la Comisión Europea

El gasto sanitario respecto al PIB caerá al 5,6% (06/10/15)