Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Varias sociedades científicas denuncian “trabas” administrativas para prescribir fármacos de marca

Pacientes formados y libertad para el facultativo, claves en un proceso adecuado

Miércoles, 27 de febrero de 2013, a las 14:12

Carlos Cristóbal / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
La confusión es una de las notas dominantes en lo que a la prescripción se refiere. Con la intención de despejar las dudas que los pacientes puedan tener en torno a los medicamentos genéricos o de marca, quince organizaciones de pacientes y cinco sociedades médicas han unido sus fuerzas para crear ‘Imagen’, una campaña informativa creada con el objetivo cubrir una necesidad de formación que permita a los pacientes “tener una participación activa en el sistema sanitario” y en cuya presentación se ha hecho especial hincapié en la necesaria libertad del médico para prescribir el fármaco que considere más beneficioso.

Representantes de diversas asociaciones y sociedades médicas han acudido a la presentación de la campaña 'Imagen'.

Uno de los aspectos que ha ocupado más tiempo en la presentación de la campaña, celebrada en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), ha sido la importancia de contar con un paciente formado, consciente del funcionamiento del sistema y sus derechos dentro del mismo. “Es necesario que todos unidos ayudemos a los enfermos a tener muy claro algo tan importante como la medicación que toma a diario y que le expliquen cuándo puede o no tener voz propia en este tema”, ha indicado el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Lucha Contra las Enfermedades Renales (Alcer), Alejandro Toledo.

Entre los elementos que esta campaña desea aportar luz se encuentra el Real Decreto 16/2012, que permite cierta libertad de elección entre marcas y genéricos al considerar que la prescripción se realizará de la forma más apropiada para el beneficio de los pacientes. “El paciente debe saber que, si ha iniciado un tratamiento con medicamentos de marca que consigue controlar la patología, tiene derecho a que se mantenga”, ha indicado el presidente de la Federación de Diabéticos de España (FEDE), Ángel Cabrera.

La utilización de un tipo u otro de medicamento tiene especial importancia en el caso de enfermos crónicos y tratamientos largos, que pueden verse alterados ante un cambio. Así, la presidenta de la Federación Española de Párkinson, María Jesús Delgado, ha indicado que “una ligera modificación en la medicación puede hacer que una persona pase de no tener problemas al caminar a estar en una cama sin poder moverse”. “Lo que en primera instancia parece un ahorro puede hacer que, ya sea por un desconcierto que haga al paciente abandonar el tratamiento o por una menor eficacia del medicamento, los costes se vean aumentados”, ha añadido Toledo.

Con la situación en este punto, Abarca ha apuntado al valor que tiene la libertad de prescripción del facultativo rigiéndose por el principio de dar al paciente lo mejor con el menor coste posible. “Es capital”, ha señalado antes de pedir a la Administración medidas que permitan homogeneizar la prescripción en nuestro país. En esa misma línea, Toledo ha pedido un pacto por la sanidad “para despolitizarla”.

A la izquierda, Koldo Aulestia, presidente de la Confederación Estatal de Afectados por el Alzheimer (Ceafa). En la derecha, el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Benjamín Abarca.

Los miembros de la mesa han sido Juan Carlos Julián, gerente de la Federación Nacional de Asociaciones de Lucha contra las Enfermedades Renales (Alcer); Ángel Cabrera, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE); María Jesús Delgado, presidenta de la Federación Española de Párkinson (FEP); Benjamín Abarca, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG); y Alejandro Toledo, presidente de la Alcer.

María Gálvez, directora general de la Federación Española de Párkinson (FEP); Montserrat Roig, responsable de Gestión y Desarrollo de la Federación Española para la lucha contra la Esclerosis Múltiple (Felem); y Antonio Poveda, miembro de Cesida.

A la izquierda, la presidenta de la FEP, María Jesús Delgado. En la imagen de la derecha, Alejandro Toledo, presidente de Alcer.

Josefa Madrid Castellanos, presidenta de la Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama (Rosae); Javier López Iglesias, coordinador de Calidad y Seguridad en Akka Technologies; y Esther Zúñiga,  miembro del equipo de gestión de la Asociación Española de Crohn y Colitis Ulcerosa (ACCU).

Juan Carlos Julián, gerente de Alcer; Ángel Cabrera, presidente de FEDE; y Antonio Ignacio Torralba, presidente de la Coordinadora Nacional de Artritis (Conartis).

Aspecto de la sala durante la presentación de la campaña.