Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

Siete de cada diez farmacéuticas, en el “ojo del huracán” por supuestas operaciones irregulares

Tres de cada cuatro multinacionales españolas fueron investigadas por la autoridad fiscal en 2010 en alguno de los países en los que operan

Jueves, 03 de marzo de 2011, a las 17:17
Javier Leo / Redacción. Madrid
Las compañías farmacéuticas son las empresas más inspeccionadas por los organismos económicos internacionales por supuestas operaciones irregulares, según se desprende de los resultados del estudio ‘2010 Global Transfer Pricing Survey’, realizado por Ernst & Young con los datos de 877 multinacionales de 25 países.

En concreto, el informe señala que siete de cada diez farmacéuticas reconoce que ha tenido problemas con las autoridades por supuestas irregularidades con los precios de transferencia, muy lejos del 50 por ciento que lo declaran en el sector tecnológico y biotecnológico, el 40 por ciento de las que se dedican a los productos de consumo o el treinta por ciento de las compañías del sector de la automoción.

El estudio realizado por Ernst & Young muestra que 7 de cada 10 farmacéuticas están en el "ojo del huracán".

El precio de transferencia es el precio que pactan dos empresas que pertenecen a un mismo grupo empresarial o a una misma persona. El objetivo de las instituciones de vigilancia es evitar que estas empresas manipulen los precios bajo los cuales intercambian bienes o servicios, de forma tal que aumenten sus costos o deducciones, o disminuyan sus ingresos gravables.

Por este motivo, los precios de transferencia se han convertido en uno de los principales objetivos de las administraciones fiscales en un momento en el que la necesidad de mayores ingresos por los elevados déficits ha puesto en el punto de mira las operaciones globales.

A nivel global, España tampoco sale bien parada del informe. Tres de cada cuatro multinacionales patrias fueron investigadas por la autoridad fiscal en 2010 en alguno de los países en los que operan ante posibles operaciones vinculadas irregulares y, como resultado, un tercio tuvo que pagar multas.