20 nov 2018 | Actualizado: 14:40
Martes, 10 de abril de 2012, a las 19:09

CREE QUE RECORTAR DE LOS SERVICIOS SERÁ DIFÍCIL Y APUNTA A LAS DUPLICIDADES
Sendín: “No debe de ser agradable dar un ‘tijeretazo’ así”
El presidente de la OMC considera que hay bolsas de ineficiencia que “hace tiempo que se conocen” y no se han solucionado hasta ahora por "falta de voluntad política"

Óscar López Alba. Madrid
La perspectiva de los 7.000 millones de recorte en sanidad pone como es lógico en alerta al presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, que en conversación con Redacción Médica entiende que “si se propone es porque se considera imprescindible, porque no debe de ser un plato de buen gusto dar ese 'tijeretazo”.

Juan José Rodríguez Sendín preside la OMC.

El líder colegial de los facultativos es más crítico con las formas que con el fondo. “No es de recibo la manera de anunciar cambios que por ejemplo ha tenido el ministro De Guindos; eso pone nerviosos tanto a los pacientes como a los profesionales”, y entra a analizar las bolsas de ineficiencia que a su juicio se conocen desde hace tiempo y donde podrían 'rascarse' buena parte de esos 7.000 millones de euros.

“Mato ha apuntado a duplicidades”, explica Rodríguez Sendín, “y ahí pueden entrar duplicidades en la prescripción de medicamentos, en pruebas diagnósticas, pero eso viene de la descoordinación entre las comunidades autónomas. Las bolsas de ineficiencia se saben de hace tiempo, el problema es que no ha habido voluntad política y ahora los mercados obligan a hacer recortes”.

Recortar la cartera de servicios, “difícil”

Lo que ve más complicado es que haya un recorte en la cartera de servicios. “En España es muy difícil dar marcha atrás en ciertos aspectos ya conseguidos. Lo que hay que ver es que se preserve la calidad asistencial que afecta más directamente a la vida de los pacientes”. En este punto Rodríguez Sendín también aboga por un cambio en la mentalidad del profesional, que a su juicio debe “revisar ciertos protocolos y evitar duplicidades. Creo que toca revisar comportamientos profesionales”, asegura.

“Espero que se cubran las necesidades para no tener que recurrir a la privada”

Preguntado por si la sanidad privada puede ser la “gran beneficiada” de este recorte de 7.000 millones a la pública, el presidente de la OMC ha sido claro: “El ciudadano que pueda y quiera que se vaya a la privada. Ese es el mejor copago que puede haber. Ahora, esperemos que no sea por necesidad, y que todas las necesidades de salud de los ciudadanos sigan estando cubiertas por la pública”.