Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:20

Sant Pau implanta una unidad para el tratamiento de la angina refractaria

Reduce los síntomas y mejora la calidad de vida de los pacientes

Miércoles, 03 de diciembre de 2014, a las 11:40
Redacción. Barcelona
El Hospital de Sant Pau de Barcelona ha implantado una unidad para el tratamiento de la angina de pecho refractaria, con el objetivo de reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes, según ha comunicado el propio centro sanitario.

Albert Salazar, gerente del Hospital Sant Pau.

Se trata de un programa reconocido como experiencia innovadora por la Agencia de Calidad del Departamento de Salud, que está coordinado por el Servicio de Cardiología y en el que participan otros servicios clínicos del hospital como Anestesiología, Gastroenterología y Psiquiatría.

Esta unidad atiende tanto a los pacientes de la región sanitaria propia del hospital como a los derivados de otros centros sanitarios de Cataluña. Todos son valorados en primer lugar por especialistas de los servicios de Cardiología, y posteriormente por Anestesiología, Gastroenterología, Neurología o Psiquiatría.

Atendiendo a los resultados de las valoraciones clínicas y de las pruebas diagnósticas complementarias, se establece un plan de tratamiento integral que incluye las terapias habituales y los tratamientos más innovadores como la electroestimulación eléctrica, o la estimulación medular o transdérmica, que consiste en la aplicación de corrientes eléctricas de baja intensidad y hace disminuir el número de crisis de angina de pecho.

La mayor parte de los pacientes con angina de pecho responden bien a los medicamentos o a las intervenciones aplicadas, pese a lo cual hay un grupo de enfermos que no responde completamente al tratamiento y continúan presentando crisis anginosas frecuentes (angina refractaria) que motivan ingresos en el hospital y limitan su calidad de vida.

Aparte de la ateroesclerosis coronaría, hay otras posibles causas de dolor torácico muy parecidos a la angina, y por este motivo los pacientes que se tratan en la unidad de angina refractaria son visitados por especialistas de otros servicios clínicos del hospital para valorar si, aparte de la ateroesclerosis coronaria, sufren otras enfermedades asociadas que podrían contribuir a explicar los síntomas.