Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 31 de octubre de 2012, a las 19:24

Redacción. Mallorca
El consejero de Salud, Martí Sansaloni, ha asegurado que está “buscando vías legales” para “solucionar” el asunto relacionado con la supresión del complemento de pensión a los jubilados anticipados del Ib-Salut de manera retroactiva, por lo que ha pedido que los afectados, quienes han retirado su campamento de la sede del Ib-Salut, “rebajen la tensión”.

Martí Sansaloni.

Según denunció el sindicato de Enfermería (Satse), esta medida “afectará a entre 500 y 600 personas” y supondrá “la retirada de entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de la pensión” con carácter retroactivo hasta los cinco años, por lo que Sansaloni ha pedido en el pleno del Parlament “confianza en la palabra” porque “el Govern lo intentará resolver”.

Así, Sansaloni ha reconocido que es “un tema sensible” y ha criticado, en su primera sesión plenaria como consejero de Salud, las intervenciones de los diputados socialista quienes, según él, no ofrecen soluciones, sino que han van al Hemiciclo “a quejarse”.

La diputada socialista, Conxa Obrador, por su parte, ha afirmado que la “presión ha venido de las dos partes” porque, según ha hecho hincapié, “Bauzá decidió y comunicó que voluntariamente  sería el primer presidente autonómico que aplicaría la Ley que significaba, con carácter retroactivo,  la expropiación del 40 por ciento de la pensión de más de 500 jubilados”.

Obrador ha asegurado que además de “por ser sensibles” el Govern ha tenido conocimiento de la sentencia del Tribunal Supremo 39/2010 que dictamina que este complemento “forma parte de la pensión y no se puede eliminar” por lo que ha añadido que “si se hubieran mantenido en su posición, posiblemente, se hubieran vistos obligados judicialmente a pagar indemnización por daño causado”.