Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Sanidad reorganiza las instalaciones y la asistencia del Centro Sociosanitario de Mérida

El PP pide explicaciones de la “mala situación” de la residencia ‘Padre Damián’

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

María Márquez. Madrid
La Comisión de Sanidad y Dependencia se ha reunido para tratar dos puntos, dejando de lado una pregunta de la diputada popular Cristina Herrera sobre el Hospital de Cáceres al no poder esta personarse en la reunión. Su compañero de partido Albero Casero solicitó la comparencia del gerente del Sepad para analizar la situación de la residencia ‘Padre Damián’, finalmente rechazada en votación. El director general de Atención a la Dependencia, Miguel Simón, informó sobre las últimas actuaciones en el Centro Sociosanitario de Mérida, a petición de la socialista Mª Consolación Serrano.

Serrano y Simón.

Alberto Casero fue el encargado de comenzar la sesión solicitando la comparecencia en dicha Comisión del director gerente del Separ, Juan Carlos Campón, para informar sobre la situación de la residencia asistida de mayores Padre Damián, ubicada en Plasenzuela. Casero advirtió de irregularidades laborales y asistenciales asegurando que “los trabajadores no cobran” y que la atención a los mayores no es la correcta. Así, sugirió un posible “enfrentamiento entre la empresa adjudicataria que presta el servicio y el ayuntamiento de la localidad”. La explicación de la Consejería corrió a cargo de la diputada Mª Consolación Serrano, quien aseguró que el Sepad ya “había mediado” ante ciertas irregularidades en el cobro de las nóminas y que “seguía interesado” en la evolución de la situación de Padre Damián. La asistencia de Campón fue rechazada por nueve votos en contra.

A continuación, Miguel Simón, director general de Atención a la Dependencia, requerido por Serrano, explicó las últimas medidas llevadas a cabo en el Centro Sociosanitario de Mérida. En el antiguo psiquiátrico, con 329 camas de capacidad y 420 empleados, se están acometiendo una serie de reformas que Simón explicó detalladamente, destacando el traslado de la unidad de hospitalización breve al Hospital de Mérida, la potenciación de las unidades de media estancia y rehabilitación, la consolidación del área psiquiátrica… En definitiva, la reorganización asistencial que está experimentando dicho centro que repercutirá, según Miguel Simón”, en “una mayor calidad del servicio, mejor reubicación de los paciente, aumento de los sistemas de seguridad y potenciación de los cursos de formación profesional, centrados en la autoprotección".