Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Sanidad reduce “hasta la práctica eliminación” el número de pacientes con espera quirúrgica superior a doce meses

La consejera asegura que los resultados son la consecuencia de la potenciación de los recursos propios

Martes, 26 de febrero de 2013, a las 15:38

Redacción. Santander
La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha informado en rueda de prensa sobre la situación de las listas de espera en atención hospitalaria programada durante el año 2012, “un ejercicio extremadamente complejo” por los ajustes, el escenario de transición y implantación de medidas de carácter estructural que han afectado también al personal sanitario.

Sáenz de Buruaga.

La consejera ha destacado que Cantabria ha conseguido reducir “hasta la práctica eliminación” el número de pacientes que esperan ser operados por un tiempo superior a un año.

Durante 2012, 43 pacientes (22 de cirugía plástica y 21 de traumatología) formaron parte de esta lista de espera estructural superior al año. En 2011, esta cifra se elevaba hasta los 1.085 pacientes, por lo que la consejera ha calificado de “hito sin precedentes en nuestra comunidad” la fuerte reducción de estos datos, a los que hay que sumar la eliminación total, ya en 2011, del número de pacientes con espera superior a 18 meses.

Además, Sáenz de Buruaga ha subrayado “el buen comportamiento y sostenida evolución descendente, por segundo año consecutivo, de la lista de espera de consultas de atención especializada”, tanto en número de pacientes (7.016 menos que en 2011) como en demora media, que ha descendido 3,5 días, situándose en los 60,13 días al cierre de 2012.

En total, en Cantabria al término del año pasado había 11.059 pacientes en lista de espera quirúrgica y la demora media se situó en 139,47 días. Unos datos que hay que fijar en un contexto marcado por el fin de las derivaciones de pacientes a otras comunidades autónomas. “Por primera vez, están en la lista de espera estructural todos los que son”, ha añadido.

En 2011, 6.445 pacientes fueron incluidos en los planes de choque para ser intervenidos en centros concertados, mientras que en 2012 solo se han incluido 1.102, todos ellos en el hospital Santa Clotilde, lo que ha provocado que la sanidad pública haya tenido que absorber 5.343 personas que antes se derivaban fuera.

Además, según ha precisado la consejera, en estos planes se incluían mayoritariamente a pacientes con rangos de espera de entre 6 y 12 meses, con lo que su eliminación ha provocado el incremento de la demora media, y los pacientes que rechazaban ser derivados a centros fuera de Cantabria (en torno al 40 por ciento) automáticamente desaparecían de la lista de espera.

Por todas estas razones, la vicepresidenta ha reconocido que es imposible comparar los datos previos a 2012 con los actuales. “Se ha producido un cambio de modelo en la gestión que ha implicado la rotura de la serie de lista de espera por su falta de comparabilidad con los cortes y datos anteriores”, ha asegurado.

La consejera ha destacado el notabilísimo incremento de la actividad quirúrgica de los hospitales y del rendimiento de los equipos profesionales del SCS. “Los resultados son la consecuencia de la potenciación de los recursos propios, que han funcionado como nunca, ya que en 2012 solo 1.102 pacientes se han derivado a Santa Clotilde, frente a los 6.445 de 2011).