Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:50

Sanidad planea un fondo de compensación ‘total’

Alonso se estrena en la Comisión de Sanidad de la Cámara Alta presumiendo de la gestión llevada a cabo por su ministerio

Jueves, 05 de marzo de 2015, a las 17:54
Jesús Vicioso Hoyo / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
“Configurar un verdadero sistema de compensación entre comunidades autónomas”. Este es el objetivo con el que trabaja el Ministerio de Sanidad para “garantizar la igualdad en el acceso y que permita a los pacientes que sean tratados allí donde se encuentre el progreso técnico”, tal y como ha anunciado el ministro Alfonso Alonso en su primera Comisión de Sanidad del Senado.

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, segundo por la izquierda, flanqueado por Francisco José Fernández, María del Carmen de Aragón, Isabel María Abellán y José Vicente González, vicepresidente primero, presidenta, letrada y vicepresidente segundo, respectivamente, de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado.


“Hemos de culminar la regulación de unas herramientas importantes de cohesión, que son el Fondo de Garantía Asistencial y el Fondo de Cohesión Sanitaria tras conseguir que las comunidades reciban compensación y se tengan en consideración la prestación farmacéutica y a Atención Primaria de ciudadanos de otras regiones”, ha expresado el jefe de la Sanidad española ante los senadores sanitarios de la Cámara Alta. “Independientemente de la duración del desplazamiento de los pacientes”, ha añadido Alonso, quien ha planteado la extensión de este modelo a la Atención Especializada. A propósito de “otros problemas de cohesión del sistema”, el ministro también ha planteado “avanzar” para resolver “la atención a ciudadanos en zonas limítrofes”.

Alonso ha presumido de la gestión realizada por su departamento desde la llegada del PP al Gobierno ante los parlamentarios sanitarios del Senado, mencionando “logros” ya referidos con anterioridad por él mismo y por el propio presidente (como el aumento de más de 700.000 tarjetas sanitarias desde 2012 o acabar con la deuda de 16.000 millones de euros heredada del anterior Ejecutivo).

Sin embargo, en el apartado del ‘queda por hacer’, el ministro ha señalado que, igualmente, se trabaja en la homogenización de la cartera básica y suplementaria de prestación ortoprotésica. Tampoco se ha olvidado del desarrollo de la troncalidad o de los pactos rubricados con los profesionales sanitarios (médicos, enfermeros y farmacéuticos), cuyos principales puntos ha detallado ante los integrantes del órgano presidido por María del Carmen de Aragón. Por ejemplo, ha apuntado que se trabaja en la implantación de medidas como el desarrollo de la gestión clínica o la prescripción enfermera ("regulación de indicación y dispensación de medicamentos", en palabras del ministro). Más tarde, ha hablado de la puesta en marcha del sistema informático del registro de profesionales, que servirá para conocer, al detalle, todos los trabajadores del SNS. Asimismo, ha avalado el actual modelo farmacéutico como agente clave del sistema. 

Felicitación a los parlamentarios de la Cámara Alta

En su primera visita a la Comisión de Sanidad, no ha perdido la ocasión de hacer pública su "felicitación" a los senadores por llevar hasta el Código Penal la calificación de "atentado" aquellas agresiones recibidas por parte de los sanitarios durante su labor profesional, y en diversos momentos de su intervención ha elogiado su labor. Especial mención se han llevado los que forman parte de Primaria, atención que hay que valorar más por su relevancia en el SNS. 

Los portavoces de los distintos grupos de la oposición le han espetado a Alonso diversas críticas de diversos temas: desde la dependencia hasta la gestión de la crisis del ébola. Y casi nada se ha querido dejar en el tintero el ministro, incluso cuando un importante número de interlocutores ha abandonado la sala, paulatinamente; de hecho, ha respondido a cuestiones formuladas por algunos portavoces cuando éstos ya no se encontraban en la comisión. 

El ministro ha lanzado a los senadores sanitarios un interrogante: "¿Si podemos hacer un pacto con médicos, enfermeros, farmacéuticos y pacientes, y llegar a acuerdos con las comunidades autónomas, por qué es imposible que lleguemos a un pacto cuando decimos compartir un mismo proyecto?". Desde luego, el guante no ha sido recogido en firme por la oposición, cuyos representantes han vuelto a cargar contra el real decreto 16/2012 y otras reformas impulsadsa por el Ejecutivo de Rajoy.

Acuerdo "imposible" sobre dependencia

Posteriormente, y ya de manera directa en respuesta a una interpelación, Alonso se ha dirigido a Encarnación Llinares, la portavoz del Grupo Socialista en el órgano: "Quiero pactar con ustedes la reforma de la dependencia, pero no va a ser posible", ha dicho, para posteriormente reconocer que es "evidente" que hay "problemas de financiación". "Identifiquémoslos sin visiones de parte, con una mirada hacia el futuro", ha añadido el ministro. 

La revisión de Alonso no se ha quedado aquí. Ha vuelto a entonar el 'mea culpa' del Gobierno con la implantación del copago hospitalario ("Fue un error, lo admito"), pero lo que no ha permitido es mantener la aseveración de la oposición al afirmar que el SNS es hoy menos universal que antes de la llegada del PP a La Moncloa. "La población ha descendido y hay 750.000 tarjetas sanitarias más que en 2012, y dicen que no hay más universalidad. Yo no lo entiendo. ¿La universalidad depende de que gobierne el PSOE?", ha cargado el popular. 

Y hasta se ha abordado el "mal sistema de financiación", según el ministro, aunque, al respecto, ha manifestado que "el futuro de la sanidad no es poner más dinero". Alonso ha abandonado satisfecho su primera cita en la comisión con un 'elogio' parlamentario prácticamente generalizado por todos los interlocutores a los que se ha enfrentado: ha tardado "menos" que otros ministros en pasar por el órgano, y eso ha gustado, como se ha dicho en los corrillos posteriores (cortos, porque la sesión, en principio vespertina, se ha prolongado hasta entrada ya la noche). Incluso que haya ido con la lección bien aprendida y 'armado' con pesos pesados de su departamento, desde su 'número dos' en Sanidad, Rubén Moreno, hasta la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Susana Camarero, pasando por el director general del Imserso, César Antón; el director general de Farmacia, Agustín Rivero, o el consejero extremeño del ramo, Luis Alfonso Hernández.

Rubén Moreno, secretario general de Sanidad; María del Carmen de Aragón, presidenta de la Comisión de Sanidad del Senado, y Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia.


En la primera fotografía, César Antón, director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso); Luis Alfonso Hernández Carrón, consejero de Salud y Política Social de Extremadura. En la siguiente imagen, Javier Ron, director del Gabinete del ministro de Sanidad, y Susana Camarero, secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.



Jesús Aguirre, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Senado, y los senadores populares María del Carmen Riolobos, José Antonio Rubio, Antonio Alarcó y Coloma Francisca Mendiola.


Los portavoces socialistas de la comisión José María Toledo, Raquel Miriam Andrés y Encarnación Llinares.


Los senadores Pedro Manuel Hernández (PP), José Vicente González (PSOE) y José María Cazalis (PNV).


Mónica Almiñana (PSC) y Coralí Cunyat (CiU).


ENLACES RELACIONADOS


Reproche de Alonso a las CCAA que han ‘cortado el grifo’ este mes a los fármacos de hepatitis C (05/03/15)