Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:00

Sanidad inicia la campaña de vacunación antigripal con la vista puesta en el profesional

Además de dirigirse a los tradicionales grupos de riesgo, se realiza una campaña especial para que los trabajadores de los centros sanitarios se vacunen

Lunes, 26 de septiembre de 2011, a las 14:26

Redacción. Santander
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria pondrá en marcha este lunes la Campaña de Vacunación Antigripal, dirigida a mayores de 60 años, personas con determinadas enfermedades crónicas y obesidad morbida y mujeres embarazadas, los grupos considerados de riesgo.

José Francisco Díaz y María José Sáenz de Buruaga.

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y el director general de Salud Pública, José Francisco Díaz, han presentado la campaña de este año, que tiene como objetivo aumentar la cobertura de 2010, en el que se registró un importante descenso de la vacunación respecto a 2009, y aumentar la participación de los trabajadores sanitarios, ha informado el Gobierno en un comunicado.

Para esta campaña, que comenzará el 26 de septiembre y finalizará dos meses después, el 26 de noviembre, el Gobierno de Cantabria ha adquirido 115.500 dosis, en las que ha invertido 486.486 euros.
Para la administración de la vacuna, que es universal y gratuita, solo hay que acudir al centro de salud, con cita previa.

Importancia de la vacuna

La consejera de Sanidad ha animado a vacunarse contra la gripe a todas las personas incluidas en los grupos de riesgo, dado que la gripe constituye un "importante problema" de salud pública por su elevada morbilidad y mortalidad asociada y por los costes económicos que ocasiona.

Así, deben vacunarse los mayores de 60 años, personas con enfermedades cardiacas o pulmonares, que afectan a la musculatura respiratoria, con insuficiencia renal o hepática, diabetes, VIH e inmunodeficiencias o enfermedades oncohematológicas.

Desde la campaña de otoño de 2010, también están incluidas entre los grupos de riesgo las mujeres en el primer trimestre de embarazo y personas con obesidad morbida. También se aconseja vacunación a los trabajadores sanitarios y personas que prestan servicios públicos esenciales.

Objetivo, más vacunación entre los profesionales sanitarios

La Consejería se ha marcado como objetivo para este año incrementar la participación del personal de los centros sanitarios. Durante la pasada campaña, la cobertura en este colectivo se situó en el 27,3 por ciento, por debajo del umbral del 40 por ciento que, según la Organización Mundial de la Salud, evita la diseminación del virus de la gripe entre los pacientes de riesgo a partir de los propios trabajadores sanitarios.

Por este motivo, Salud Pública ha enviado a cada trabajador del sistema sanitario una carta explicándole que es necesario que se vacune para proteger a sus pacientes de riesgo, además de organizar actividades formativas en los centros de salud y hospitales.

Como novedad este año, se suministrarán 5.000 pegatinas para que el personal de los centros sanitarios que se haya vacunado se la pegue en la solapa. La pegatina será de uso voluntario y servirá para acreditar ante los pacientes y el resto del personal quién se ha vacunado, con el objetivo de transmitir ante los compañeros "más reacios" la necesidad de hacerlo, ha indicado el Gobierno.