Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:20
Martes, 04 de junio de 2013, a las 17:35

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias atendió a 60.952 pacientes en Salud Mental durante 2012, un área que ha registrado un incremento en la actividad asistencial durante los últimos años, pasando de 238.764 consultas en 2005 a 372.840 en 2012.

Además, la buena noticia es doble para la consejería puesto que a pesar del incremento la lista de espera no sólo no se ha incrementado sino que la Consejería ha hecho un importante esfuerzo por mantenerla en límites razonables en la mayor parte de los casos.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad

Los dispositivos sanitarios para la atención a la salud mental se distribuyen en 5 tipos: Unidades de Salud Mental Comunitarias (USMC) que incluyen las Unidades de Salud Mental Comunitarias Infanto-Juveniles; Hospitales de Día Infanto-Juveniles; Unidades de Internamiento Breve que incluyen las Unidades Funcionales Hospitalarias de Interconsulta y Enlace; Unidades de Estancias Intermedias y Unidades de Estancias Prolongadas.

La actividad de consultas se realiza desde las Unidades de Salud Mental Comunitarias USMC y su número en Canarias asciende a 24 distribuidas por todo el territorio, además de cuatro Unidades específicas Infanto-Juveniles, estas últimas puestas en funcionamiento en los últimos 5 años.

En ellas se atiende al 100 por cien de la población de las áreas de salud respectivas que demanda este tipo de asistencia, tras haber sido atendidos con anterioridad en sus respectivos centros de Atención Primaria.

En Canarias también se dispone de dos Unidades de Media Estancia. Ya no existen hospitales psiquiátricos en las islas, habiendo reducido las camas de larga estancia de 216 a 162 en la actualidad (8.22/100.000 habitantes) convirtiéndolas en camas ubicadas en Unidades de Rehabilitación Activa.

En los últimos años ha habido un incremento en todos los recursos intermedios para la atención a enfermos mentales crónicos, que se hizo mucho más patente desde 2004, impulsado este crecimiento por el Programa de Atención a la Discapacidad (PAD) (2005-2010), subsector Salud Mental.

Entre otros, los Centros de Día de Rehabilitación Psicosocial (CDRP) son un recurso específico dirigido a la población con trastornos psiquiátricos graves y persistentes que presentan dificultades en su funcionamiento psicosocial, y buscan la mejora de su autonomía y su integración social en la comunidad.

Existen hasta 23 centros de estas características en las islas y también existen en los dispositivos de rehabilitación equipos de apoyo al empleo para estos pacientes con Trastorno Mental Grave.