Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

Sanidad impulsa un ensayo clínico sobre diabetes con unos 3.000 pacientes de las islas

Buscan mejorar la calidad asistencial y reducir las complicaciones en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2.

Lunes, 09 de septiembre de 2013, a las 15:37

Redacción. Santa Cruz de Tenerife.
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través del Servicio Canario de la Salud y la Fundación Canaria de Investigación y Salud (FUNCIS), ha puesto en marcha un ensayo clínico sobre diabetes en el que participan 3.000 pacientes de las islas.

El objetivo de la investigación es mejorar la calidad asistencial y contribuir a la mejora de los resultados de salud y a la reducción de las complicaciones en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2, informa la Consejería en una nota.

Se trata de un ensayo clínico aleatorio realizado en los centros de salud de Atención Primaria de las áreas de salud de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y La Palma, cuya finalidad fundamental consiste en evaluar la efectividad y coste-efectividad de dos intervenciones multicomponente (educativa y de modificación de conducta), de forma independiente y conjunta, para unidades de atención familiar (UAF) y para pacientes con sus familias para mejorar los resultados de salud en población afectada por diabetes mellitus tipo 2 (DM2).

El proyecto, denominado 'Indica', fue diseñado hace dos años y participaron 60 colaboradores de las cuatro unidades de investigación de los centros hospitalarios públicos de referencia de Gran Canaria y Tenerife, asociaciones de pacientes, familiares y especialistas de distintos campos del conocimiento como investigadores clínicos, expertos en nutrición, en deporte y ejercicio físico, psicólogos clínicos, Nefrología y Oftalmología, además de profesionales relacionados con las tecnologías de la Comunicación y de las dos Universidades del archipiélago.

Los investigadores han contado con los expertos de distintas disciplinas relacionadas con el tratamiento de la Diabetes Mellitus 2, al tratarse de una patología compleja que afecta a distintos órganos en su evolución.

Igualmente cuenta también con la participación de 250 profesionales sanitarios, entre médicos y enfermeros, quienes participan además en el reclutamiento de pacientes iniciado hace ocho meses en las islas de mayor población. Asimismo, recibe asesoramiento de investigadores del Instituto Carlos III y de la Universidad de Oxford.

Telemedicina

Otra novedad de esta investigación, que es la más compleja realizada en el Servicio Canario de la Salud por el volumen de participantes e indicadores a estudiar, es el uso de la Telemedicina mediante las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC).

Se utilizan para realizar el seguimiento de los pacientes vía TIC, es decir, para dar soporte continuo y ayudar al mejor autocontrol por parte del paciente, subraya la Consejería.

Para ello, se utilizan tanto la entrada de datos por parte del paciente en web como el envío de SMS al paciente de recordatorio y refuerzo durante su programa de educación y modificación de la conducta.

Complementariamente, también se ha desarrollado un sistema computerizado de ayuda a la toma de decisiones, para dar soporte a las actuaciones de los profesionales sanitarios en los centros de salud participantes.

Este sistema computerizado consiste en un programa informático incorporado a la historia clínica electrónica del paciente que automatizadamente emitirá recomendaciones basadas en el mejor conocimiento científico disponible para guiar y homogeneizar las decisiones clínicas en el seguimiento de pacientes.

El ensayo clínico actuará, además, sobre los pacientes y familiares en sesiones teórico-prácticas mediante talleres en los que se les asesorará sobre conceptos útiles para manejar su patología, recomendaciones sobre consumo, preparación de alimentos e incluso sobre cómo servir las raciones; información sobre cuidado del pie o sobre las glucemias.

Esta información se verá complementada con refuerzos mediante mensajería de móvil a través del cual el investigador apoya y resuelve dudas del paciente. Las sesiones se graban y exponen en la web para que el paciente las tenga disponibles cuando necesite consultarlas y con la intención de que en el futuro sirvan para todo paciente diabético interesado en recibir un curso on line sobre la patología.

Los 'sms' se le envían al paciente para motivarlo a conseguir aquellos objetivos que no haya alcanzado y reforzar aquellos en los que va bien, en función de la información que ofrecen los cuestionarios semanales que cumplimenta el paciente, siempre respetando el derecho a decidir del paciente bien informado.

El educador nunca envía 'sms' resolviendo dudas al paciente porque ésta sigue siendo una función de su médico y enfermero del centro de salud.

El uso de la tecnología está igualmente al servicio de los profesionales de Atención Primaria, quienes participan en talleres de actualización en técnicas de comunicación con el objetivo de modificar y mejorar las conductas inadecuadas de los pacientes para el manejo de la diabetes y, al mismo tiempo, disponen de un soporte tecnológico para la toma de decisiones que enlaza a la Historia Clínica Electrónica del paciente y que permite la explotación automática de los resultados.

El Servicio Canario de la Salud desarrolla esta investigación porque en Canarias, la diabetes es un problema prioritario de salud pública.

Obesidad y sedentarismo

La política de investigación definida en Canarias a partir de las necesidades detectadas por el Plan de Salud ha permitido conocer, progresivamente, la incidencia y prevalencia de Diabetes Mellitus (DM) en las islas con respecto al territorio español y europeo, y su relación con factores de riesgo de elevada prevalencia en Canarias tales como la obesidad y el sedentarismo; la precocidad de su debut; la elevada incidencia de complicaciones; y sus repercusiones sobre la calidad de vida, los aspectos económicos y la mortalidad.

La evaluación de la efectividad y del coste-efectividad de estas intervenciones de apoyo a las decisiones de los pacientes y de los profesionales sanitarios permitirá a la Consejería tomar una decisión informada sobre la conveniencia de implantar o no, dependiendo de los resultados obtenidos, estos programas en todos sus centros sanitarios.