Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

Sanidad destina casi 40.000 euros a la reintegración de drogodependientes

Proyectos que estimulan la autoestima, fomentan la cohesión social y contribuyen a limar diferencias

Lunes, 15 de octubre de 2012, a las 17:25

Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad y Política Social, a través de la dirección general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, ha destinado 38.105 euros para realizar acciones de formación, con la colaboración de distintas entidades sin ánimo de lucro, para promover la reinserción social de drogodependientes y personas en riesgo de exclusión.

El director general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, Juan Manuel Ruiz, junto al coordinador regional del Programa de Drogas, Juan Jiménez, durante la firma de convenios con entidades sin ánimo de lucro para desarrollar acciones formativas que fomenten la reinserción social de drogodependientes y personas en riesgo de exclusión social.

En total, son ocho asociaciones de la Región las que, a través de esta subvención del Plan Nacional y Regional sobre Drogas, ofrecerán cursos de jardinería, limpieza o de ocio y tiempo libre, entre otros. Así, todas aquellas personas que están en fase de rehabilitación en alguno de los dispositivos asistenciales de la Comunidad Autónoma podrán adquirir las destrezas necesarias para desempeñar un oficio.

Las actuaciones formativas están dirigidas a personas con problemática jurídico-penal y exreclusos, drogodependientes y enfermos con Patología Dual, jóvenes con fracaso escolar originado por el consumo abusivo de sustancias psicoactivas, o mujeres víctimas de violencia de género y problemática de alcohol.

El director general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, Juan Manuel Ruiz, afirma que “la formación es esencial para favorecer la integración y autonomía personal de exdrogodependientes”. Así, añade, “contribuimos a disminuir diferencias sociales y aportamos conocimientos a colectivos en riesgo de exclusión”.

Ruiz ha explicado que cada curso tendrá una duración de 100 horas lectivas y un máximo de 15 alumnos “para poder atender de forma personalizada las necesidades y carencias de cada uno de ellos”. De este modo, ha concluido, “son proyectos que estimulan la autoestima, fomentan la cohesión social y contribuyen a limar diferencias”.