Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

A Sanidad le preocupa la factura de la hepatitis C, que alcanza los 17,8 millones

Revisará el protocolo de embarazo para incluir el cribado del virus

Miércoles, 07 de octubre de 2015, a las 10:51
Redacción. Santander
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha mostrado en el Pleno del Parlamento su preocupación por las incógnitas actuales sobre la financiación de los tratamientos de hepatitis C, cuya “factura” ha cuantificado en 17,8 millones de euros a fecha de hoy, con una media de 28.000 euros por paciente.

María Luisa Real.

“La financiación es un problema muy grave, porque la cifra va a seguir aumentando. El Ministerio de Hacienda no acaba de aclarar cómo va a ser y además es un sistema muy engorroso, porque no son facturas sino albaranes de los laboratorios”, ha explicado la consejera, quien ha criticado el precio “abusivo” de los fármacos y ha censurado que el laboratorio fije precios de venta “distintos según los países”.

Según los datos que ha facilitado en su respuesta a una interpelación de Podemos, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha tratado hasta el momento a 639 pacientes con hepatitis C, 479 desde la entrada en vigor del plan estratégico el pasado 1 de abril (198 con fármacos de segunda generación y 281 de tercera generación), y otros 160 con antivirales de segunda generación antes de la entrada en vigor del plan.

Real ha asegurado que las personas inmigrantes en situación irregular acceden a estos tratamientos “en igualdad de condiciones” que el resto, y ha destacado que Instituciones Penitenciarias se niega a asumir el coste de los tratamientos de los reclusos infectados, por lo que el Servicio Cántabro de Salud está asumiendo el tratamiento de estos pacientes “sin renunciar a reclamar la financiación de los mismos al Ministerio del Interior”.

Incluirá el cribado del virus de la hepatitis c en el protocolo de embarazo

Por otro lado, Real ha anunciado que el SCS revisará el protocolo de embarazo para incluir el cribado del virus de la hepatitis C, y desarrollará una base de datos retrospectiva. Según ha dicho, dos estudios con cortes de 3.000 personas realizados en Cantabria permitirán conocer la incidencia, prevalencia y evolución de la enfermedad, y a nivel nacional se realizará otro estudio con más de 16.000 pacientes de Madrid, Cantabria y Valencia.