Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

Sanidad baja a los 2.000 millones de presupuesto tras liquidar su deuda con dependencia

El Ministerio se muestra satisfecho por la “ligerísima subida” (sin contar esos 1.000 millones) en un contexto de restricción presupuestaria

Viernes, 27 de septiembre de 2013, a las 16:56

Javier Leo. Madrid
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se quedará en torno a los 2.000 millones de euros de presupuesto para el año 2014. Así lo han confirmado a Redacción Médica fuentes del propio Ministerio, que hablan de una “ligerísima subida” respecto a la asignación de este año. Sanidad, que no ha querido concretar la cifra de aumento, sí que ha reconocido que las cuentas para 2014, adelantadas este viernes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dejan “satisfechas” las aspiraciones del Gabinete de Ana Mato.

Luis de Guindos, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros durante la cual se ha presentado el primer esbozo de los presupuestos del Gobierno para 2014.

El presupuesto en sanidad se “mantiene” en un contexto de reducción general de la partida de gasto para los ministerios. Un 4,6 por ciento menos que este año, hasta los 34.584 millones para los 13 departamentos del Ejecutivo de Mariano Rajoy. No obstante, esos 2.000 millones para Sanidad que se concretarán el próximo lunes en el Congreso de los Diputados pueden llevar a engaño, ya que en 2013 el Ministerio se acercó a los 3.000 millones de euros en su presupuesto anual.

Esos mil millones que “desaparecen” en las cuentas de 2014 corresponden a una partida extraordinaria que se concedió al departamento de Mato para saldar las cotizaciones a la Seguridad Social adeudadas a los cuidadores de la dependencia. 1.034 millones en concreto de los que Sanidad no pudo disponer para sus proyectos propios y que, con la reforma de la Ley de Dependencia de 2012, ya no tendrá que volver a gestionar, dado que el Estado ya no se hará más cargo de dichas cotizaciones.

Es decir, el presupuesto de sanidad baja, pero en realidad sube. Esa pingüe subida servirá para reorganizar algunas partidas, como la de ordenación profesional, que subirá su asignación un 2,2 por ciento para materializar el registro de profesionales, o la del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), en torno al 1 por ciento, para reforzar su protagonismo como gestor de las centrales de compras nacionales.

La I+D crece en 71 millones

En cuanto al presupuesto dedicado a la investigación, desarrollo e innovación civil, el Gobierno ha anunciado que va a crecer en 71 millones, hasta los 5.633, aún lejos de los niveles previos a la crisis. En todo caso, habrá que esperar al lunes para saber con exactitud a qué partidas se destinarán y cómo estarán recogidos esos 71 millones de incremento.