Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Sanidad apuesta por el test de sangre oculta en heces para prevenir el cáncer de colon

El director general de Planificación y Aseguramiento, Antonio Villacampa, no es partidario de hacer colonoscopias “a ciegas”

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 12:25

Ricardo Martínez Platel.
El director general de Planificación y Aseguramiento, Antonio Villacampa, ha comparecido ante la Comisión de Sanidad para presentar la implantación de la estrategia de cribado del cáncer colorrectal para la detección precoz de la enfermedad, a propuesta del titular de Sanidad, Ricardo Oliván.

Antonio Villacampa.

Villacampa ha asegurado que esta iniciativa “marca un hito en la sanidad aragonesa” y comenzará a practicarse en el mes de septiembre. Con la medida “se evitarán fallecimientos y generará ahorro, puesto que se evitarían tratamientos oncológicos que son muy costosos”. Aunque los organismos especializados recomiendan que la prueba de cribado abarque a una población entre los 50 y 69 años, Aragón comenzará aplicándolo entre los 60 y 69 años para “evitar una avalancha generada por la preocupación derivada de posibles falsos positivos del test de sangre oculta en heces”, lo que supondría una elevada petición de colonoscopias que Sanidad “no podría asumir”.

El director general de Planificación y Aseguramiento ha explicado que el coste del test ronda los dos euros, mientras que una colonoscopia cuesta 180, además de que los pacientes lo aceptarán mejor por su simplicidad y menor riesgo. Villacampa aboga por un “cambio de mentalidad”, ya que ahora no se harán “colonoscopias a ciegas”, sino solo se realizarán a los casos que den positivo en el test de sangre oculta en heces.

Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida en la Comisión, Patria Luquin, ha reconocido que “la mejor política en salud es la prevención”, y por ello ha solicitado que el programa llegue a instaurarse en su totalidad antes de 2015. Además, ha pedido que se haga especial hincapié en la sensibilización no solo de los pacientes, sino también de los profesionales”, hecho sobre el que también ha incidido Nieves Ibeas, portavoz de CHA en la Comisión de Sanidad. El socialista Eduardo Alonso ha comentado que comenzar a hacer las pruebas a la población de 60 años y no de 50 “es tarde”, ha recordado que el gasto medio de un tratamiento oncológico ronda los 27.000 euros, y ha señalado que “no se fomenten falsas expectativas a la hora de ponerlo en marcha”.