Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Sanidad afirma que siempre ha informado “con rigor” sobre la contaminación por mercurio

Salud Pública está realizando un estudio para determinar la presencia de mercurio en población sana

Jueves, 04 de abril de 2013, a las 10:36

Redacción. Oviedo
La Consejería de Sanidad ha afirmado que siempre ha informado "con rigor y transparencia" sobre la contaminación por mercurio de la planta de Asturiana de Zinc (AZSA), en Castrillón, asegurando que "fueron puntualmente informados todos los agentes sociales e institucionales implicados".

Julio Bruno, director de Salud Pública.

En concreto, la Dirección General de Salud Pública ha ofrecido a los interesados toda la información disponible, dentro de la debida garantía de confidencialidad con las personas afectadas, para aclarar la situación derivada del accidente laboral, sostienen desde la Consejería en nota de prensa.

Asimismo, desde el Ejecutivo autonómico dicen que "en el ámbito institucional, el director general de Salud Pública, Julio Bruno, ha mantenido varias conversaciones telefónicas con la alcaldesa de Catrillón, Ángela Vallina, a quien, además, se citó en la sede de la Consejería el pasado mes de enero para una reunión que ésta pospuso por motivos personales y que se celebró finalmente, a petición de la interesada, semanas después".

De este modo, el Gobierno asturiano señala que ha desarrollado, a través de las consejerías de Sanidad y Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y del Instituto Asturiano para la Prevención de Riesgos Laborales, "las actuaciones necesarias para investigar el accidente laboral, así como para valorar las medidas de prevención de riesgos laborales adoptadas por AZSA".

Por otra parte, el Gobierno autonómico indica que “actualmente Salud Pública está realizando un estudio para determinar la presencia de mercurio en población sana, mediante la medición voluntaria de los niveles de este metal en sangre entre los donantes", añade.

Con todo, Sanidad apela "al rigor y a la responsabilidad institucional para atajar la incertidumbre que este tipo de incidentes pueden generar entre los trabajadores y los vecinos e invita a todos los colectivos implicados a cooperar para esclarecer lo ocurrido, ofrecer la mejor atención posible a los afectados, y tratar de evitar que situaciones como esta puedan repetirse en el futuro".