19 nov 2018 | Actualizado: 16:40

La Consejería y el CACM firman un acuerdo para la atención al médico enfermo

El programa está dirigido a los facultativos que presenten conductas adictivas y trastornos asociados

Miércoles, 02 de diciembre de 2015, a las 18:17
Redacción. Sevilla
La Consejería de Salud y el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) han suscrito un convenio este miércoles para el desarrollo del Programa de Atención Integral a Médico Enfermo (PAIME). En virtud de este convenio, que han firmado el consejero de Salud, Aquilino Alonso, y el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Antonio Aguado, se renueva la colaboración para el desarrollo del PAIME.

Aquilino Alonso y Antonio Aguado.

Los responsables de ambas entidades han destacado que el objetivo del programa es procurar una atención específica a los facultativos que presenten conductas adictivas y trastornos asociados y que puedan repercutir en la práctica de su ejercicio profesional. Para la realización de las actividades, la Consejería financiará al 100 por cien este programa que se desarrollará desde el CACM y los colegios provinciales, y que consiste en procurar una atención específica a los médicos que ejerzan en los centros sanitarios públicos.

El programa ofrece entre sus líneas de acción: atención médica y psicológica, apoyo social a la familia, asesoría laboral y jurídica, confidencialidad absoluta, servicios específicos, asistencia médica y psicológica especializada, así como actividad profesional bajo evaluación.

Asimismo, se garantiza la accesibilidad, igualdad de acceso, gratuidad y voluntariedad. Todo ello, con el fin de asegurar que el médico enfermo reciba el tratamiento necesario, y en consecuencia, puedan ejercer la medicina conforme a la deontología y buena praxis profesional.

Antes de acceder a un tratamiento a través del PAIME, el médico debe suscribir un contrato terapéutico por el cual se establecen los compromisos de seguir el tratamiento que se le indique, someterse a los controles analíticos que se determinen y obedecer las limitaciones de la práctica profesional que se le impongan.