Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Lunes, 18 de febrero de 2013, a las 17:43

Redacción. Mérida
La consejería ha reprochado al líder de los socialistas extremeños su “doblez moral” pues su propuesta de modificar la Ley de Salud de Extremadura con el objetivo de limitar la aplicación de la ley 15/1997 es un “ataque frontal” hacia la sostenibilidad del sistema sanitario público y un “contrasentido por partida doble”.

Luis Alfonso Hernández Carrón, consejero de Salud y Política Social.

La Ley 15/1997, que fue aprobada con los votos favorables del PSOE en el Congreso de los Diputados, ha servido para dado luz verde a numerosas formas de colaboración público-privadas en Extremadura, que fueron propiciadas siendo Fernández Vara consejero de Sanidad y posteriormente, presidente de la comunidad autónoma.

Así, la consejería ha recomendado al secretario general del PSOE regional que “abandone la demagogia” y que renuncie a su “falso debate” sobre un “presunta” intención del Gobierno de Extremadura a “privatizar” la sanidad, puesto que los conciertos con clínicas privadas y con empresas del sector sanitario que en están en vigor en la actualidad fueron implantados por los socialistas.

En esta línea, la Consejería de Salud y Política Social ha recordado a Fernández Vara que en 2011, durante su gobierno, se puso en marcha el Centro de Neurorehabilitación, conocido como Casaverde, que supuso poner en manos privadas la atención a personas con daño cerebral sobrevenido, por un importe de 32 millones de euros.

Bajo su mandato, también salieron adelante programas como Paracelso, que se renovó en 2010 con una dotación presupuestaria de 20 millones de euros, y que permite derivar pacientes del Servicio Extremeño de Salud a clínicas privadas para cumplir con los tiempos de respuesta que establece la ley.

Asimismo, ha citado los contratos suscritos en 2008 con la empresa que gestiona el transporte urgente y no urgente en la región, por un importe de unos 34 millones de euros al año, o los conciertos con las empresas de transporte aéreo, que rondan los 2 millones de euros anuales y que también se firmaron ese mismo año.

La Consejería se ha referido además a los contratos con clínicas privadas para el servicio de hemodiálisis en Club, vigentes desde 2004 con un presupuesto anual que se aproxima a los 7 millones de euros, a los que hay que añadir los contratos suscritos en 2009, también para hemodiálisis en Club en las áreas de Navalmoral y de Coria, por un importe que supera el millón de euros por año.

El Plan de Atención Dental Infantil de Extremadura (Padiex), otro ejemplo de colaboración público-privada, nació también bajo el Gobierno de Fernández Vara. Concretamente en el año 2002, con una dotación presupuestaria cercana a los 5 millones de euros.

Igualmente, los programas de rehabilitación psicosocial para personas con trastorno mental grave, adjudicados en 2005 por un importe de 8,5 millones de euros, así como los programas de radioterapia oncológica, que suponen un gasto anual de más de un millón de euros, son otras muestras de la aplicación de la Ley 15/1997 bajo mandatos socialistas.

Otros ejemplos son las terapias respiratorias domiciliarias, adjudicadas en 2005 por un importe de unos 5,5 millones de euros anuales, las lecturas de telerradiolodía, suscritas en 2009 y que cuentan con un presupuestos de casi 500.000 euros por año, y el cribado del cáncer de mama, que data de 2009, y que dispone de más de medio millón de euros anuales.