Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Salud realiza un seguimiento ‘in situ’ del primer día de copago farmacéutico

La primera jornada de su aplicación ha estado marcada por la normalidad

Lunes, 01 de julio de 2013, a las 18:33

Redacción Vitoria
La normalidad y la ausencia de incidentes han sido la tónica general en las primeras horas en Euskadi del denominado copago farmacéutico, que se aplica desde este lunes  en todas las farmacias de la de la comunidad. Así lo revela el operativo de seguimiento en medio centenar de farmacias puesto en marcha por el Departamento de Salud y los colegios farmacéuticos de la región.

El lehendakari Íñigo Urkullu.

País Vasco ha sido la última comunidad en implantar esta medida impuesta por el Real Decreto Ley 16/2012, que en todo momento ha contado con el rechazo por parte del Gobierno. Ante esta tesitura, el Ejecutivo ha optado por un modelo de aplicación lo menos perjudicial posible para los ciudadanos en el que no se tendrá que adelantar más dinero y esperar a que se le reembolse con posterior, sino que dejará de pagar cuando alcance el tope.

Además, y tal como anunció hace dos semanas el propio consejero de Salud, Jon Darpón, su departamento trabaja ya para determinar, “a la mayor brevedad posible”, la afección real de esta norma en los pensionistas con rentas más bajas y, en su caso, establecer medidas compensatorias para atenuar sus efectos.

A partir de ahora las recetas cuentan con un código TSI de aportación y las personas usuarias deben presentar su tarjeta sanitaria para recoger los medicamentos y abonar el porcentaje asociado a su respectivo TSI, que depende de su situación socio-laboral y nivel de renta.

Con carácter general, las personas pensionistas pagarán el 10% del precio del medicamento, con un tope mensual por persona establecido en función de su renta. Así, quienes perciban menos de 18.000€ pagarán un máximo de 8,14€ mensual por persona (a la espera de la concreción de las medidas compensatorias anteriormente citadas), entre 18.000 y 100.000€, 18,32€ persona/mes; y en el caso de rentas por encima de 100.000€ ese tope asciende hasta 61,08€ también persona/mes. Como se ha indicado, una vez alcanzados esos topes, no deberán pagar ni un céntimo más.

En cuanto a las personas trabajadoras en activo y sus beneficiarios, si sus rentas son inferiores a 18.000€ seguirán costeando el mismo 40% del precio de los medicamentos adquiridos con receta oficial; si superan esa cifra pagarán el 50%; y por encima de los 100.000€ abonarán el 60%.

En todos los casos, quedarán exentos los siguientes colectivos: personas afectadas de síndrome tóxico; con discapacidad contemplada en la normativa específica; perceptoras de Rentas de Garantía de Ingresos o de pensiones no contributivas; paradas de larga duración cuando se les haya agotado el subsidio; y en tratamientos derivados de accidente de trabajo y enfermedad profesional.