21 nov 2018 | Actualizado: 18:40

Salud Pública, preparada para afrontar el posible caso de ébola

Una joven procedente de Nigeria presenta síntomas

Sábado, 11 de octubre de 2014, a las 12:19
Redacción. Santander
La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Cantabria ha pedido "tranquilidad" a la población ante el primer caso sospechoso de ébola en la región y ha asegurado que el sistema sanitario de la Comunidad Autónoma está preparado para afrontar la situación.

Carlos León.

En declaraciones a los medios de comunicación, el director general de Salud Pública, Carlos León, ha indicado que en Cantabria hay 41 sanitarios preparados para atender posibles casos de infección por ébola. Algunos de éstos, son los que han atendido a la joven de 18 años llegada de Nigeria que ha acudido a Urgencias del hospital Valdecilla con posibles síntomas de ébola, en concreto fiebre, diarrea y dolor de garganta.

León ha explicado que, en cuanto la joven ha referido estos síntomas en recepción, se ha activado el protocolo y se le ha aislado en una habitación donde, tanto ella como los profesionales sanitarios, se han puesto los correspondientes equipos de protección individual y colectiva. Después, ha relatado, se ha llamado a Salud Pública para contrastar que los síntomas de esta paciente coincidían con los "criterios clínicos" que pueden ser sospechosos de un caso de infección por el virus del ébola. Tras ello, se ha trasladado a la paciente a una habitación aislada del pabellón 15 del hospital Valdecilla, donde los sanitarios le están extrayendo muestras para enviarlas "ahora mismo" al hospital Carlos III y que sean analizadas.

No obstante, el director general de Salud Pública ha indicado que no bastará con esta primera analítica, ya que habrá que hacer otra dentro de 48 horas para corroborar o descartar con seguridad si esta joven está infectada. Recién llegada de Nigeria pero residente en Santander, la joven ha llegado al hospital cántabro acompañada de una hermana, quien estaba "asintomática" y ha sido enviada a su casa donde deberá permanecer en una habitación aislada hasta que Salud Pública se ponga en contacto con ella. Según ha indicado León, ambas entraron por Urgencias, donde las zonas en las que estuvieron, aunque ya están abiertas al uso normal, en un primer momento fueron precintadas y posteriormente limpiadas.