Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Salud creará un órgano de coordinación de la atención sociosanitaria

Se encargará de impulsar las líneas estratégicas aprobadas por el Consejo

Viernes, 01 de marzo de 2013, a las 13:27

Redacción. Vitoria
El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha anunciado su intención de impulsar una estructura de coordinación sociosanitaria entre departamentos e instituciones implicados en la atención sanitaria y social. Este órgano de coordinación será el encargado de impulsar todas las líneas estratégicas aprobadas y priorizadas por el Consejo Vasco de Atención Socio Sanitaria.

El  consejero de Salud, Jon Darpón.

En respuesta a una pregunta parlamentaria, el consejero ha enmarcado esta iniciativa en la necesidad de trabajar coordinadamente con Asuntos Sociales, fijada ya como prioridad en su comparecencia ante la Comisión de Salud y Consumo del pasado mes de febrero.

La intención de Darpón es abrir “una etapa de mayor colaboración entre los departamentos de Salud y Consumo y de Acción Social, Vivienda y Empleo del Gobierno Vasco y las demás instituciones implicadas, para coordinar nuestra interdependencia en la prestación de un servicio integrado y de calidad”. “No sólo pensando en las personas mayores en situación de dependencia, sino también en personas de cualquier edad y con cualquier discapacidad, incluidos los colectivos en riesgo de exclusión”, ha manifestado.

El consejero toma como base para llevar a cabo el despliegue y desarrollo de esta etapa con un documento marco desarrollado a lo largo de los últimos años, ampliamente consensuado entre el Gobierno Vasco, las Diputaciones Forales y la Asociación de Municipios Vascos, EUDEL.

Las actuaciones concertadas entre las instituciones se desarrollarán en torno a cuatro ejes principales. Entre ellos se encuentran la elaboración de un Plan Conjunto de Acción Sociosanitaria que defina metas y objetivos comunes y la creación un Plan de Comunicación Sociosanitario que fomente la colaboración entre los profesionales de ambos sectores; alcanzar el objetivo de contar con un sistema de información único y compartido; y mejorar el modelo de prestación farmacéutica en los centros sociales.