Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Salud destinará 65,7 millones en sustituciones de personal este verano

Se prevé una contratación superior a las 1,5 millones de jornadas de trabajo

Miércoles, 22 de julio de 2015, a las 21:02
Redacción. Madrid
La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha afinado su plan para el verano. Una línea estratégica que ha sido explicada este miércoles en el Pleno del Parlamento por el consejero de Salud, Aquilino Alonso, y en la que está contemplada la inversión de 65,7 millones de euros en sustituciones de personal para los próximos meses. En este sentido, se prevé la contratación de 1,5 millones de jornadas de trabajo. “La planificación de las sustituciones se programa teniendo en cuenta la experiencia de años anteriores, así como la distribución de las vacaciones de los profesionales”, ha explicado Alonso.

Aquilino Alonso.

El Servicio Andaluz de Salud también ha ampliado en 2015 en un 10,5 por ciento el número de profesionales contratados para el refuerzo de los centros de atención primaria de las zonas costeras, respecto al número de contrataciones realizadas para este fin en 2014. Concretamente, durante los meses de verano se prevé contratar a 211 profesionales de refuerzo.

Con el objetivo de mantener los tiempos máximos de espera, entre julio y septiembre de 2015, la Consejería de Salud prevé realizar en los hospitales públicos más de 56.800 intervenciones quirúrgicas (más de 3.400 operaciones programadas con ingreso y más de 33.400 intervenciones de cirugía mayor ambulatoria), más de 2,5 millones de consultas externas de especialistas y dos millones de pruebas diagnósticas. En total, 4,5 millones de actos médicos, cifra similar a la registrada el año pasado.

En cuanto a la reservas de camas, se mantendrán en el 14,26 por ciento de las camas hospitalarias, una tasa parecida a la del año anterior. Alonso ha explicado que el número de camas que permanecen en reserva entre los meses de julio a septiembre se planifica tras analizar factores como la actividad quirúrgica programada, el índice de ocupación de años anteriores y el descenso de la demanda asistencial. Asimismo, el consejero ha precisado que el porcentaje de ocupación de los hospitales no ha superado el 80 por ciento de media en el periodo estival, lo que supone que cada verano alrededor de un 20 por ciento de las camas permanece sin ocupar.