11 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Impulso a la empatía médica para mejorar la relación con el paciente

Buscan estudiar el profesionalismo médico desde una visión integral

mié 03 septiembre 2014. 12.18H
Redacción. Logroño
El curso ‘La empatía médica en el cuidado del paciente’ ha sido presentado por el consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y el rector de la Universidad de La Rioja (UR), José Arnáez Vadillo. Ambas instituciones van a organizarlo en las instalaciones del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir), del 4 al 6 de septiembre.

José Ignacio Nieto y José Arnáez Vadillo.

Dirigido por Alicia Pérez de Albéniz, profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la UR, y por Luis Vivanco, coordinador de la Plataforma de Bioética y Educación Médica y del CIBIR, el curso está orientado, especialmente, a estudiantes de Medicina y Enfermería, así como a médicos, enfermeras y otros profesionales del área de la salud que tienen trato directo con pacientes.

La actividad forma parte del programa de los Cursos de Verano de la UR de este año. Aborda, desde un enfoque teórico y práctico, el estudio e investigación del profesionalismo médico desde una visión integral de uno de sus componentes: el desarrollo de la empatía médica del profesional sanitario en el trato con el paciente.

El curso busca ofrecer algunas claves básicas en el desarrollo, mantenimiento, o pérdida de la empatía del profesional sanitario; y brindar herramientas de investigación orientadas al estudio de la empatía médica desde un enfoque multidisciplinar.

Como ha señalado el consejero de Salud y Servicios Sociales, “pretende ofrecer una visión general de la importancia que tiene la empatía en el contexto de las relaciones humanas y de la atención profesional sanitaria, y al mismo tiempo introducir al estudiante en el conocimiento de las estrategias formativas que, en el ámbito de la educación profesional sanitaria, se han desarrollado con el objeto de mejorar la empatía en el trato directo con el paciente”.

En definitiva, ha dicho, "busca profundizar en la capacidad de ponerse en el lugar del paciente, entenderle, comprenderle, y así buscar las fórmulas más adecuadas para lograr una comunicación eficaz tanto desde el punto de vista médico como humano”.