Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Salud hará “más atractivo” el trabajo de los médicos rurales

Domínguez reconoce que no está funcionando la integración entre atención primaria y el Servicio de Urgencia Rural

Jueves, 17 de marzo de 2016, a las 11:28
Redacción. Pamplona
El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha reconocido en el Parlamento foral que el actual sistema de atención sanitaria en las zonas rurales ”debe ser mejorado” y ha mostrado su intención de tratar de hacer más atractivos los puestos de trabajo para los profesionales sanitarios en estas zonas.

El consejero de Salud, Fernando Domínguez.

En respuesta a una interpelación presentada por Bakartxo Ruiz Jaso, de EH Bildu, en la que se reclamaba “igualdad” en la atención, independientemente de donde viva el ciudadano, Domínguez ha explicado que en muchas ocasiones “resulta difícil encontrar y fidelizar profesionales que quieran trabajar en atención rural y en hospitales comarcales”, algo que, a su juicio, “puede suponer un problema a largo y medio plazo”.

El titular de Salud ha descartado, no obstante, que exista actualmente un problema de desigualdad entre la atención rural y urbana, pero cree que podría llegar a haberla si se mantienen algunas tendencias, por lo que se ha mostrado partidario de ir adoptando medidas que permitan fidelizar profesionales en las zonas rurales.

Modelo de atención rural

Fernando Domínguez ha hecho un repaso sobre la evolución del modelo de atención primaria continuada y urgente recordando que la prestación en el medio rural la venía realizando el médico rural durante 24 horas al día los 365 días del año.

Posteriormente, se cambió este modelo, pasando a constituir los equipos de atención primaria y el servicio de urgencia rural (SUR), que son los que funcionan actualmente. Salud ha reconocido que no se ha conseguido la deseable integración real entre los equipos de atención primaria y los SUR, y además “la baja actividad de los SUR genera un claro riesgo de pérdida de capacitación ante los problemas”, además de ser un trabajo “poco atractivo” para muchos profesionales, que se ven fuera de los núcleos de población y alejados de otros colegas.