Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:40

Sáez Aguado defiende que la Estrategia del Paciente Crónico no persigue reducir costes sino “más eficiencia”

Grupo Mixto y PSOE desconfían de la falta de financiación de las medidas incluidas, por lo que auguran “poco futuro”

Viernes, 15 de febrero de 2013, a las 16:01

Redacción. Valladolid
El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha defendido que la Estrategia del Paciente Crónico no persigue reducir costes ni ahorrar, por lo que ha abogado por "extraer" las medidas que se incluyen en la misma de la situación de crisis actual, al tiempo que ha explicado que el objetivo principal es lograr una mayor "eficiencia" en la gestión de la situación de estos pacientes, cuya atención supone el 80 por ciento del gasto, lo que ha considerado una "epidemia sanitaria".

Imagen de la Comisión de Sanidad de las Cortes.

Sáez Aguado ha comparecido ente la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla y León a petición del Grupo Mixto para dar a conocer con detalle las líneas básicas de esta estrategia que se introducirá de forma paulatina en el sistema de salud de Castilla y León hasta 2016 y a través de la que se abre un modelo de atención global en el que la prevención y la propia implicación de los pacientes son fundamentales.

El consejero ha explicado que actualmente el sistema registra determinadas "ineficiencias" que hacen que la atención de los pacientes crónicos no sea "la más adecuada" ante el creciente registro de este tipo de enfermos debido al envejecimiento y el modo de vida de los ciudadanos, lo que conlleva la "cronificación de patologías".

De este modo, Sáez Aguado ha reconocido que en el paso de los pacientes de Atención Primaria a Hospitalaria se "pierde en alguna medida" la "continuidad asistencial". "Estas son la deficiencias que pretendemos corregir", ha explicado, tras lo que ha recordado que 1,18 millones de ciudadanos de Castilla y León tienen alguna enfermedad crónica.

La Estrategia se basa en una mayor implicación de los pacientes, reforzar las competencia de la sección de enfermería y una mayor coordinación entre la Atención Hospitalaria y Primaria, reforzando a ésta última en la atención a pacientes crónicos.

"Esta estrategia obedece a la necesidad de reordenar la manera de atender a los pacientes crónicos y que no se vincula a la situación de dificultad aunque no es ajena", ha concluido.

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto y procurador de IU, José María González, ha lamentado que la Junta funcione "a golpe de consigna del Gobierno central", ya que, como ha señalado, esta Estrategia es la de la "ministra que recibe regalos de una trama corrupta al tiempo que se dedica a robar a los españoles su derecho a recibir una asistencia sanitaria pública, digna y acorde con los impuestos que pagan de manera exclusiva los asalariados".

Para González esta Estrategia supone un "nuevo atraco" a los derechos constitucionales, ya que, como ha explicado, cambia el foco de la atención sanitaria a todo el proceso asistencial, hace "corresponsable" al paciente del proceso de atención sanitaria, pide colaboración a los "farmaceúticos" y "se piensa utilizar a los propios pacientes crónicos como monitores y consejeros de otros pacientes" e "implicar a las familias en el cuidado general del paciente".

Por su parte, la procuradora socialista Mercedes Martín también se ha referido a la ministra Ana Mato al recordar que ésta "pide sacrificios a los ciudadanos cuando ella no los hace".

Tras esta consideración ha considerado que el documento a través del que se define la Estrategia es "estupendo" y puede suponer un instrumento para facilitar una "mejor atención". No obstante ha dudado de que su aplicación sea certera sin recursos y ante la situación de crisis actual, algo que ha considerado "francamente difícil".

Por estos dos razones, Martín ha considerado que la impulso de determinas acciones suponen un "atropello brutal" a los enfermos y, sobre todo, "a los de medio rural". "Qué plus de atención va a suponer esta estrategia, no hay ni un euro de financiación", ha aseverado.
Por último, la portavoz socialista en la Comisión de Sanidad de las Cortes ha exigido un calendario rápido de la ejecución de la Estrategia, aunque ha advertido de que "sin financiación tiene poco futuro".

Tras escuchar a la oposición el consejero exigió "respeto" a la ministra Ana Mato, tras lo que ha defendido la Estrategia y ha recordado recordar que Castilla y León está por encima de la media en la ratio de médicos y enfermeras.

La estrategia

La aplicación paulatina de las medidas incluidas en este documento se reforzará el papel de la Atención Primaria desde la creación de las unidades de continuidad asistencial y se establece un Plan que identifica nueve tipos de enfermedades crónicas -cardiacas, ictus, diabetes, pulmonares y asma, digestivas, articulares, mentales, renales y degenerativas-.

La Estrategia se ha definido a través de tres objetivos prioritarios, siete líneas estratégicas de trabajo y 23 proyectos concretos, cuyo coste estimado se sitúa en unos 2,86 millones de euros; asimismo, otros ámbitos asistenciales desarrollados por la Gerencia Regional de Salud y relacionados, entre otros, con la formación de profesionales, la organización de sistemas y el desarrollo de las tecnologías de la información sanitarias, están directamente implicados y repercuten en el desarrollo de esta nueva planificación para la atención de los crónicos.

Los tres objetivos prioritarios son el aseguramiento de la continuidad asistencial, la potenciación de la autonomía y la responsabilidad de los pacientes y la innovación y la gestión del conocimiento, ejes fundamentales que se estructuran en siete líneas estratégicas: la integración asistencial; la continuidad de la atención socio-sanitaria; la adaptación de la organización a las necesidades de los pacientes -enmarcadas en el primer objetivo: el aseguramiento asistencial-; el autocuidado, la corresponsabilidad y la participación; la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad -dentro del segundo objetivo: la potenciación de la autonomía y la responsabilidad de los pacientes-; la tecnología facilitadora del cambio; y la formación y la investigación -dirigidos al cumplimiento del tercer objetivo: la innovación y la gestión del conocimiento-.

Esta estructura se plasma en 23 proyectos concretos a desarrollar en los próximos años y que se irán implementando en el sistema de salud de Castilla y León, dentro del cumplimiento de las prioridades que Sanidad se plantea referidas al tratamiento de pacientes con enfermedades crónicas.