Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Rubalcaba propone refinanciar la sanidad con más tasas a alcohol y tabaco para evitar así el copago

Calcula que se ingresarían mil millones de euros, aunque no se verían afectadas la cerveza y el vino

Domingo, 02 de octubre de 2011, a las 19:19

Redacción. Madrid
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha comprometido a recoger en el programa electoral de los socialistas una subida del 10 por ciento de los impuestos del tabaco y del alcohol (excepto cerveza y vino), lo que reportaría 1.000 millones de euros a las arcas públicas. Ayudado por una presentación de PowerPoint, el socialista ha hecho estas propuestas para garantizar la financiación del sistema público de salud, además de para "evitar" las privatizaciones y el copago.

Alfredo Pérez Rubalcaba, en su intervención este fin de semana.

Según los cálculos del PSOE, el próximo año la sanidad que gestionan las comunidades autónomas tendrá un déficit de 2.000 millones de euros, y con el aumento de los impuestos especiales del alcohol y el tabaco el Estado recaudaría alrededor de 1.000 millones de euros. Tanto el alcohol como el tabaco, ha subrayado Rubalcaba, tienen una clara repercusión en los servicios sanitarios y es "razonable pedir un esfuerzo a los que fuman y beben".

El candidato socialista Rubalcaba ha hecho esta propuesta durante su intervención en un foro sobre el sistema sanitario, dentro de la segunda jornada de la Conferencia Política del PSOE, en la que se sentarán las bases del programa electoral para los comicios del 20-N.

Con esta medida, Rubalcaba quiere evitar fórmulas como el copago para que el sistema sanitario español, "la joya de la corona" del estado del bienestar, mantenga sus características fundamentales y siga siendo "universal, bueno y barato", además de para salvarlo de las privatizaciones.

Otra de las medidas que ha anunciado Rubalcaba estaría encaminada a un cobro más estricto a las aseguradoras, concretamente a las mutuas y seguros privados, de las que ha asegurado que "a veces no pagan".

De esta forma, tendrían que abonar todos los accidentes laborales, deportivos o de tráfico que cubren. Además, otra medida estaría en obligar a las administraciones a ser más insistentes en reclamar a la seguridad social de todos los países la asistencia sanitaria que se presta a los turistas extranjeros. Así, según el candidato del PSOE, se ingresarían otros 700 millones de euros.

Los beneficios fiscales de la sanidad privada ha sido otro de sus principales argumentos, afirmando que deben "eliminarse", lo que supondría unos ingresos de 300 millones de euros.

También ha insistido en las partidas presupuestarias que recibirán las Comunidades Autónomas el próximo año, que ascienden a los 8.000 millones de euros. Bajo esta premisa, ha pedido a las Comunidades que destinen parte de este dinero a la "sanidad", no por completo, pero sí "una parte importante.