Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Rubalcaba afirma en su programa que no cerrará hospitales

Retomará la ley de muerte digna y garantizará fondos para la aplicación de la Ley de Dependencia

Lunes, 12 de septiembre de 2011, a las 16:04

Redacción. Madrid
El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno por parte del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado a conocer ya algunos detalles de su programa electoral. Entre los temas sanitarios, Pérez Rubalcaba trabajará en “las reformas necesarias para garantizar la sostenibilidad económica del sistema, asegurando en todo caso su carácter público, universal y gratuito, y sin introducir el copago, ni cerrar hospitales, ambulatorios o quirófanos, ni reducir camas hospitalarias”.

Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno.

El documento de propuestas, que aún es un borrador, define al Sistema Nacional de Salud como “la joya de la corona” del Estado del Bienestar. Y entre los proyectos previstos para su mejora está la ley que regula el “proceso del fin de la vida, que debe realizarse en un contexto de prestaciones y de atención especialmente atento a las necesidades y al respeto de la intimidad personal y familiar”.

También el programa electoral hace referencia a la Ley de Dependencia. “Aseguraremos la atención a todas las personas en situación de dependencia que tengan derecho a prestación. En este sentido, garantizaremos un marco de financiación estable y priorizaremos la atención domiciliaria con servicios profesionales de calidad, flexibles y adaptados a las necesidades que se demanden. El impulso del sector, el apoyo en la cualificación a los profesionales, la certificación de la experiencia profesional de cuidadores familiares y un marco laboral especial permitirá generar empleos de calidad y estables durante la legislatura”.

Como muestra del trabajo del PSOE en materia sanitaria, el documento recuerda que “el Sistema Nacional de Salud nace por impulso del Gobierno socialista que fue quién, sin el apoyo de la derecha, aprobó la Ley General de Sanidad en 1986”. También ahora, continua el texto, “un Gobierno socialista, ha culminado la cobertura universal del sistema sanitario extendiendo el derecho a toda la población española en condiciones de igualdad efectiva, con independencia de su afiliación a la Seguridad Social”.

Además, “conscientes de que las políticas de salud van más allá de los dispositivos estrictamente asistenciales, hemos desarrollado múltiples acciones en el ámbito de la prevención de las enfermedades, la protección de la salud y la promoción de los estilos de vida sanos, para contribuir a disminuir en el futuro importantes problemas de salud de la población española, así como el gasto sanitario. Así hemos desarrollado la Ley de Prevención del Tabaquismo, la aprobación de las Estrategias de Salud, la aprobación de un centenar de servicios y unidades de referencia para el SNS, la aprobación de la Ley de Seguridad Alimentaria o el impulso de medidas para la prevención de la obesidad infantil y la promoción del ejercicio físico”.