11 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Roldós considera que Mendoza “no puede continuar un día más” al frente de Sanidad

“Está incapacitada para dirigir una de las áreas más sensibles” de la administración autonómica

vie 03 mayo 2013. 14.11H

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La portavoz parlamentaria del PP en materia sanitaria en Canarias, Mercedes Roldós, considera que la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, “no puede continuar un día más” al frente de este departamento al calificar de “nefastas” sus decisiones.

Mercedes Roldós.

Roldós apuntó que las decisiones de Mendoza están llevando a la sanidad canaria en general y a la de Gran Canaria en particular “a un deterioro sin precedentes que expone a los usuarios a un riesgo innecesario”. En este sentido, se refirió a la última decisión de la consejera de “no renovar el contrato a quien ha sido el coordinador de la unidad de cirugía cardiaca pediátrica del Hospital Insular Materno Infantil de Gran Canaria en los últimos cinco años”, lo que dijo “es una prueba más” de que Mendoza “está incapacitada para dirigir una de las áreas más sensibles” de la administración autonómica.

Este hecho supone “un engaño” para las familias de los niños con cardiopatías congénitas con los que “se comprometió a mantener la unidad hospitalaria abierta y con el nivel asistencial adecuado para garantizar el mejor trato a los pacientes”. Para Roldós esta decisión “sugiere oscuras intenciones” e invita a pensar que la consejera canaria de Sanidad “preferiría que la unidad de cirugía pediátrica estuviese en manos de un determinado operador privado, al que también le favorecería la quiebra de la empresa que actualmente ofrece atención hospitalaria en el sur de Gran Canaria”.

En este sentido, Roldós aseguró no entender “ese afán desmedido” de Mendoza por “hacer cambios en servicios que llevan años funcionando perfectamente y prescindir de médicos que atesoran una valiosa experiencia”.

Por otro lado, la portavoz parlamentaria del PP en Sanidad criticó que Mendoza “mantenga oculto el coste económico del desplazamiento y estancia en Gran Canaria de cirujanos del Hospital de La Paz de Madrid, que han sustituido a los profesionales del hospital italiano de San Donato, que llevaban años salvando vidas de niños con cardiopatías congénitas a través de un convenio que apenas suponía un millón de euros al año”, que renunciando a gastos “superfluos”, dijo, se podría haber mantenido.     

Finalmente, indicó que desde que Mendoza llegara a la Consejería “no ha tomado ni una sola decisión acertada y por primera vez en Canarias ha logrado que todos” los profesionales de la salud coincidan “en pedir su dimisión porque su gestión es perjudicial para la salud”.