Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Revertir las concesiones sanitarias pondría en juego la estabilidad de los profesionales

El mantenimiento de los niveles de la retribución por objetivos también quedaría en el aire

Jueves, 12 de febrero de 2015, a las 18:58
Cristina Mouriño. Madrid
Revertir los modelos de concesión administrativa en la sanidad de la Comunidad Valenciana dejaría en el aire la estabilidad laboral de sus profesionales, ya que en más del 95 por ciento de los casos cuentan, gracias a este sistema, con un contrato indefinido. Tanto el Partido Socialista regional (PSPV) como los sindicatos, entre ellos, CCOO, han abogado por acabar con este sistema e integrar a este personal en la sanidad pública. Sin embargo, no han dado a conocer cuál sería la alternativa para estos profesionales en el caso de llevarse a cabo esta medida.

Manuel Marín, gerente del Hospital La Ribera.

Partiendo de que la mayoría de la plantilla es indefinida, de llevarse a cabo la supresión de las concesiones, este personal, con contrato laboral, tendría que pasar a la contratación pública, según fuentes consultadas por Redacción Médica. Otra de las incertidumbres que supondría revertir las concesiones es si, en el caso de que pasasen a ser contratados por la sanidad pública se les mantendrían las remuneraciones ligadas a objetivos en las mismas condiciones que en el modelo concesional, que son un 15 por ciento superiores a las retribuciones correspondientes a objetivos en la gestión tradicional. 

Otro de los aspectos que quedaría en entredicho sería la productividad de los centros. Según los datos publicados en la memoria de 2013 del Hospital de La Ribera (bajo el modelo concesional) el número de intervenciones quirúrgicas fue de 21.243, mientras que en otro centro de gestión directa y con una población asignada similar (280.000 personas frente a los 260.000 de La Ribera), en el Hospital Universitario General de Castellón la cifra se reduce a 14.657 personas, siendo, por tanto, menor la productividad en un centro de gestión tradicional.

En cuanto a las consultas de especializada, comparando los dos centros citados anteriormente, se constata igualmente una mayor productividad en La Ribera, que realizó en 2013 573.981, frente a las 390.458 del General de Castellón.