17 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Lunes, 02 de enero de 2012, a las 18:30
PSOE, IU Y CIU ADMITEN QUE LA REESTRUCTURACIÓN EN SANIDAD ERA NECESARIA
La oposición, escéptica ante el nuevo organigrama
Los portavoces de los partidos mayoritarios en el Congreso coinciden en que hay que dar tiempo al nuevo equipo aunque consideran que Farjas es el ‘adalid’ de los recortes sanitarios

María Márquez / Javier Leo. Madrid
La reestructuración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no ha pillado por sorpresa a los portavoces de los partidos políticos mayoritarios en la oposición del Congreso de los Diputados. A pesar del escepticismo inicial, todos admiten que el cambio dentro del Ministerio era necesario, al igual que lo es dar tiempo al nuevo equipo para ver cuál será su línea de trabajo en los próximos años. Tanto PSOE como IU consideran a la nueva secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, la “avanzadilla” de los recortes que se avecinan en el sector sanitario, mientras que CiU pide prudencia y rompe una lanza a favor de los nombramientos realizados por Ana Mato.

El PSOE no está de acuerdo con que desaparezcan direcciones generales

Pilar Grande.

Pilar Grande, portavoz socialista en el Congreso, se muestra preocupada por la eliminación de aquellas direcciones generales cuyo cometido sea “defender el derecho de consumidores y pacientes”. Su partido dice “sí” a la reestructuración pero rechaza que órganos como Consumo, la dirección general de Farmacia o el Plan Nacional del Sida hayan desaparecido del organigrama de Sanidad. Aunque para una reflexión mayor prefiere esperar a la comparecencia de la ministra, Pilar Grande no se muestra satisfecha ante la elección de Pilar Farjas, para ella sinónimo de “recortes espectaculares” llevados a cabo en Galicia. “Vendrá a recortar, recortar y recortar sin gestionar mejor ni ahorrar más”, apunta.

Para Llamazares, el PP ha dejado al Ministerio “en cuadro”

Gaspar Llamazares.

El portavoz de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, se muestra cauto ante la reestructuración aunque asegura que no le da “buena impresión” porque “ni para el PSOE ni para el PP, el Ministerio de Sanidad ha sido una prioridad, y un ejemplo de ello es que la secretaría general no tenga rango de Estado”. Llamazares defiende la “continuidad del Ministerio” y lamenta que el PP “lo haya dejado en cuadro”, con “debilidades y carencias, y poco peso político y económico”. En cuanto al nombramiento de Farjas, teme que prolongue las políticas establecidas en Galicia, “por el camino del recorte y las privatizaciones, no basta con que conozca el sector”, concluye.

CiU prefiere “dar tiempo” al nuevo equipo antes de valorar su organización

Conxita Tarruella.

Conxita Tarruella, portavoz sanitaria de CiU en el Congreso de los Diputados, ha valorado de forma positiva los cambios efectuados por Ana Mato en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Para Tarruella es “prematuro” hablar sobre la nueva estructura ministerial y ha preferido “dar tiempo” a las “nuevas caras” antes de valorar su futura gestión. No obstante, la portavoz de CiU ha destacado que los nombramientos que ha hecho Mato son “positivos”, por el momento, ya que tienen un “buen perfil” como gestores políticos de la Sanidad española para los próximos años.