Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:50

¿Qué opinan sus pacientes de los candidatos al Colegio de Médicos de Madrid?

Los integrantes del equipo de Juan Abarca también reciben buenas críticas

Jueves, 04 de febrero de 2016, a las 19:15
Redacción / Fotografías: Sanitaria 2000. Madrid
Los candidatos a las elecciones del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) llevan semanas cantando las excelencias de sus propuestas de cara a los comicios del próximo 18 de febrero. Más allá de la visión que ellos tienen de sí mismos, está la que pueden aportar sus pacientes, quienes les conocen en la faceta que  al fin y al cabo mejor refleja cómo desempeñan su profesión.

Juan Abarca, Guillermo Sierra, Ana Sánchez Atrio y Miguel Ángel Sánchez Chillón.

Son varias páginas web las que se dedican en España a reflejar el grado de satisfacción de los pacientes con sus facultativos. En ellas también quedan retratados los protagonistas de esta carrera electoral. En Doctoralia Guillermo Sierra, candidato a la presidencia, cosecha cuatro buenas críticas como traumatólogo: “Fui operado de una complicada fractura por estallido del primer dedo de mi mano izquierda. Es un médico que va al grano, explica las cosas y un buen cirujano”, opina un paciente, a lo que otro (al que le colocó una prótesis de rodilla) añade: “Lo mejor su profesionalidad, es una persona seria y muy competente en su profesión”. No se registran opiniones negativas en su caso.

Por su parte la reumatóloga Ana Sánchez Atrio, también candidatable a la presidencia, tiene una crítica pública: la recibe de Ángela, una de sus pacientes registrada en la web Masquemedicos: “Es una médico fantástica, empezó a tratar antes a mi hermana que también tiene una artritis reumatoide. No cambiaríamos a Ana por ningún otro médico. Nos lleva a charlas de pacientes, nos atiende como personas, no sólo como enfermos”. En la parte negativa Ángela señala incluso alguno bueno: “No mide el tiempo con los pacientes y, a veces tenemos que esperar un poco para entrar. NO importa. Nos merece la pena”.

En este mismo portal de búsqueda de médicos sale peor parado Miguel Ángel Sánchez Chillón, que también se ha postulado al sillón presidencial del Icomem. Dos de cal y dos de arena para este médico de familia. Por ejemplo, en el lado positivo un paciente anónimo expresa que es “buen médico, no te receta sin antes analizarte”, aunque para David “es tan malo que casi siempre tienes cita pronto” y “no sabe tratar a los pacientes, la primera pregunta es ¿tiene cita? le molesta trabajar”, afirma.

Asunción Rosado, la compañera de Sánchez Chillón en su candidatura (en este caso para el cargo de vicesecretaria), recibe alabanzas y críticas a partes iguales, según las opiniones de ciudadanos que han pasado por su consulta y que han quedado expresadas en Masquemedicos en los últimos años. Tiene cinco opiniones negativas de pacientes, y cinco positivas. Por poner algunos ejemplos: en 2014 Fernando calificaba la atención de Rosado como “muy decepcionante. Uno espera encontrarse a la mejor medicina de Europa en tu Sanidad Pública y te encuentras con ‘profesionales’ como esta, que parece que le aburre estar en su trabajo, que trata con soberbia a sus pacientes y, encima, no acierta ni con diagnóstico ni con tratamiento”. También Concepción, a la que la propia Rosado contestaba reconociendo que lleva 24 años tratando a su familia, relata que “ha sido antipática. Yo soy discapacitada de fórceps de nacimiento. Llevo un buen tiempo con dolor de espalda me dice que tengo lumbago y nudo que es cuestión de ‘fisios’ y en vista de que no mejoraba decidí cambiar de médico y rápidamente me manda una radiografía y al especialista, resulta que tengo unas vertebras aplastada. En fin lo peor de esa mujer”, se lamenta sobre el trato recibido por parte de Asunción Rosado. En positivo se puede leer el comentario de Antonio Lorenzo, que indica que “me llevó genial el embarazo de mis dos hijas, me ayudó mucho”, o el de su tocaya Asunción: “Es verdad que mira mucho las bajas y los justificantes, pero es que hay muchos abusos. Tiene unos principios muy arraigados y a veces es poco flexible. Muy buen médico”, dice, para a continuación añadir que “a veces no es muy simpática, aunque aun así da confianza”.

El cuarto candidato, Juan Abarca Cidón, es médico (lógicamente) pero no asistencial, como él mismo ha expresado durante esta campaña. Del secretario de su equipo, el internista Mario Martínez Ruiz, siete usuarios de Doctoralia destacan su buen hacer y ninguno lo contrario: “muy profesional, da mucha seguridad y tranquilidad, se preocupa y empatiza perfectamente con el enfermo”, según un paciente, mientras que otro que ha acudido a su consulta con temblores enfatiza que “uno se siente escuchado sin importarle los minutos que pasen”. De la pediatra Virginia Soler Vigil, que opta a la Vicesecretaría en la lista de Abarca, un único paciente dice en esta misma web: “Se portó muy bien con nosotros y mejor aún con nuestro bebé. Es una gran profesional, además de buena persona. Gracias!!”.



ENLACES RELACIONADOS:

DEBATE: El Colegio de Médicos de Madrid: entre el futuro y el pasado (03/02/15)

EDITORIAL: ¿Quiere el Icomem seguir siendo ‘Sálvame’?