Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Psicólogos clínicos denuncian irregularidades que afectan a la prestación de sus servicios

Reclaman que se rReclaman que se regule la legalidad con el impulso de “una reingeniería de procesos” en materia de recursos humanos

Jueves, 07 de febrero de 2013, a las 18:29

Redacción. Palma
La Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (Anpir) ha remitido a la Consejería de Salud, Familia y Bienestar Social, Gerencia de Atención Primaria y el Instituto Balear de Salud (Ib-Salut) un escrito en el que denuncia la situación de "irregularidad e ilegalidad" existente en estos organismos en relación con la prestación de estos servicios en las islas.

Martí Sansaloni, consejero de Sanidad.

Así lo expone la entidad en un escrito, en el que pone de manifiesto que distintos organismos adscritos a la Consejería mantienen contratados a personal que "no reúne los requisitos establecidos" legalmente ni poseen "las actitudes y aptitudes necesarias para atender a un colectivo tan especial y vulnerable".

Más en concreto, el letrado que suscribe la queja, Pablo Alonso de Caso, se refiere a personas de edad avanzada con enfermedades crónicas y un grado de dependencia, pacientes con necesidad de cuidados paliativos en los últimos momentos de su vida y otros con trastornos de salud mental, quienes reciben asistencia de profesionales que "carecen de especialidad en psicología clínica".

Según el letrado, se trata de trabajadores que "tan sólo poseen titulación en psicología", de modo que "carecen de la especialidad necesaria para prestar servicios en los puestos de trabajo en los que se encuentran" y en los que centran su labor en pacientes que "requieren de una atención facultativa y arropo médico especializado en relación a sus procesos psicobiológicos".

"Una atención facultativa que tiene que venir prestada por psicólogos clínicos, en conjunción con otros profesionales del área de la salud mental, y ello a la luz de las obligaciones que emanan de la normativa de aplicación", asevera en el escrito.

Sin embargo, no sólo las anteriores anomalías son las que pone de manifiesto el letrado, sino que otra problemática diagnosticada por la entidad radica en la situación en que se encuentran algunos de los psicólogos clínicos que prestan servicios en los distintos centros pertenecientes al Ib-Salut, en relación a la catalogación de los puestos de trabajo que ocupan.

Y es que, al respecto, recalca que desde el punto de vista retributivo "no se les reconoce la verdadera catalogación del puesto que ocupan, es decir, de psicólogos clínicos".

En este contexto, la asociación reclama que se regule y establezca la legalidad en el Ib-Salut, iniciando para ello "una reingeniería de procesos" en materia de recursos humanos así como un proceso de catalogación de puestos de trabajo de los psicólogos clínicos que prestan servicios en la Administración, además de establecer y reconocer sus derechos y deberes propios de su categoría.