Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 09:20

Pediatría denuncia un déficit de 500 especialistas en AP

También denuncian que en comunidades como Baleares, Madrid, Murcia, Canarias y la Comunidad Valenciana, entre el 30 y 50% de las plazas están ocupadas por médicos de Familia

Jueves, 26 de abril de 2012, a las 13:34
Javier Leo / Fotografía: Adrián Conde. Madrid
Las sociedades de Pediatría de Atención Primaria (AP) consideran que el Sistema Nacional de Salud (SNS) necesita un total de 500 especialistas en Pediatría de AP, uno por cada mil habitantes, para “ajustar la asistencia a los parámetros de calidad exigidos”. En una declaración conjunta, la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), han subrayado que la presión asistencial en las consultas de los pediatras está llegando a cotas “inadmisibles” para los facultativos.

De izquierda a derecha: Fernando Malmierca, vicepresidente segundo de la AEP; Begoña Domínguez, presidenta de la Aepap; y José Luis Bonal, presidente de la Sepeap.

Por este motivo, han pedido al Gobierno que, tal y como se cita en el Decreto de medidas urgentes en materia de sanidad, se desarrollen las áreas de capacitación específica (ACE), en concreto la de Pediatría de AP, con el fin de otorgar “reconocimiento” a un colectivo “altamente resolutivo” compuesto por más de 6.000 profesionales, el 75 por ciento de los pediatras españoles. En este sentido, denuncian que en comunidades como Baleares, Canarias, Madrid, Murcia o la Comunidad Valenciana, entre el 30 y el 50 por ciento de las plazas de Pediatría de AP están cubiertas por médicos de Familia o médicos generales. En la otra vertiente, las comunidades que menos plazas asignan a otros especialistas (menos del 10%) están Aragón, Asturias, Castilla y León, Galicia, País Vasco y La Rioja.

Según la presidenta de la Aepap, Begoña Domínguez, “los pediatras de AP ofrecemos una atención de mayor calidad y más eficiente que los médicos que ocupan las plazas sin formación específica”. De las 34,7 millones de consultas que reciben anualmente, cita Domínguez, los pediatras resuelven más del 90 por ciento. Además, añade, está demostrado que su presencia en los centros de salud aumenta la supervivencia infantil, disminuye la morbilidad y abarata los costes.

Por otra parte, las asociaciones de pediatras citan dos “amenazas” que podrían poner en peligro el modelo sanitario actual: la exclusión de prestaciones de la cartera básica de servicios y la desfinanciación de algunos fármacos. A pesar de no estar concretadas, argumentan que eliminar prestaciones como los programas de salud infantil (revisiones periódicas para la detección precoz de determinadas patologías), provocaría “un repunte de la morbilidad, la mortalidad y, en definitiva, un empeoramiento de la salud en general de los niños españoles”.