13 nov 2018 | Actualizado: 17:10

Pascual apoya la interconexión de edificios en el Hospital de Valdecilla

El gerente está satisfecho con los 40 millones de inversión en 2012

Martes, 20 de marzo de 2012, a las 22:26

Redacción. Santander
El director gerente del Hospital Marqués de Valdecilla, César Pascual, ha apoyado la necesidad de "integrar" los edificios, manifestada la pasada semana por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, a través de una nueva fase (la cuarta) del Plan Director.

El presidente Ignacio Diego y el gerente del Hospital, César Pascual.

Además, Pascual ha avisado que "un hospital nunca termina sus obras", ya que el "rápido avance" de la medicina obliga a "estar permanentemente adaptándose" a las nuevas tecnologías y a las técnicas asistenciales, lo que requiere "adaptaciones arquitectónicas", como es el caso de la cuarta fase que anunció Diego, o "técnicas". Así lo ha manifestado el director gerente de Valdecilla, a preguntas de la prensa, sobre la cuarta fase que el presidente regional considera necesaria para la interconexión funcional de los edificios del hospital universitario.

Según Pascual, "un hospital innovador como Valdecilla conlleva continuos cambios estructurales y muy importantes" destinados a "dar operatividad" a la atención y servicios que presta el centro. En este sentido, ha destacado que "ya se han hecho cambios en la primera y la segunda fase del hospital", ya que, cuando se redactó el Plan Director de Valdecilla, no había servicios como, por ejemplo, la asistencia circulatoria, una técnica innovadora como otras que hace que "el hospital siempre tenga que estar adecuándose con reformas estructurales". "El hospital es un ser vivo y tiene que estar adecuándose a las necesidades asistenciales que vaya a ofrecer en cada momento", ha manifestado el director gerente de Valdecilla.

40 millones de euros en 2012

Sobre las obras, Pascual no se ha mostrado preocupado ya que "hay 40 millones de euros de inversión" en los presupuestos regionales de 2012, y la situación no ha mermado ni "la calidad asistencial" ni "la dotación" de Valdecilla, siendo ambas "muy buenas", ha dicho.

Por otro lado, ha reconocido que, tras "muchos años" de obras, hay "un cierto cansancio" entre el personal del hospital, aunque ha destacado que "la ilusión por desarrollar el trabajo en mejores condiciones supera al cansancio". "Estamos trabajando con un horizonte realista y, aunque nos gustaría que estuviesen lo antes posible -las obras terminadas-, sabemos que tendremos una infraestructura mejor", en concreto casi 100.000 metros cuadrados en los que "organizar" un hospital adaptado a "la medicina del año 2020", ya que se está pensando en "lo que se necesitará en el futuro" y así dar a Valdecilla "potencial de crecimiento". Además, Pascual ha manifestado que el personal del centro "tiene la sensación de que tiene una oportunidad única para adecuar el hospital a los nuevos modelos en el ejercicio de la medicina", ya que se les está dando "la capacidad de organizar" el nuevo Valdecilla. Esta capacidad, según el director gerente, es "una auténtica oportunidad", ya que supondrá "cambios importantes" en el "modelo funcional" del hospital, ha dicho, y ha añadido: "es un auténtico lujo poder decidir".

El 30 por ciento de toda la asistencia circulatoria que se lleva a cabo en España

Por otro lado, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha acaparado también los titulares al realizar el 30 por ciento de toda la asistencia circulatoria que se lleva a cabo en España, convirtiéndose en el primer centro hospitalario nacional en la implantación de corazones artificiales o dispositivos dirigidos a apoyar o sustituir la función cardiaca de forma temporal o con carácter permanente. Durante el pasado año se utilizo la asistencia circulatoria en 39 pacientes.

José Manuel Revuelta, Jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular de Valdecilla, la asistencia circulatoria está indicada en pacientes a los que es necesario recuperar el corazón o el pulmón, pacientes que necesitan un trasplante de corazón o pulmón y están a la espera de un órgano y en aquellos pacientes que no están indicados para un trasplante y a los que se implanta este dispositivo con carácter permanente. Hasta hace un par de años, ha explicado, en que se puso en marcha este programa de asistencia circulatoria, los pacientes fallecían a la espera de un corazón para un trasplante o cuando presentaban algún rechazo una vez trasplantados.