13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Palacios acusa a la oposición de “cercenar” el futuro del Rosell

La consejera de Sanidad dice que es “imposible” cumplir las exigencias de la Plataforma de Usuarios dividiendo los servicios

jue 20 febrero 2014. 14.53H
Redacción. Murcia
La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha lamentado que haya quienes quieran cercenar el futuro del Rosell y, por tanto, el del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena, que está diseñado para ser un hospital de referencia en la Región.

María Ángeles Palacios y Teresa Rosique.

Palacios ha añadido que el futuro sanitario de cualquier área de salud “pasa por sumar servicios no por dividirlos, y muchos más en una zona que cuenta con dos infraestructuras hospitalarias que están llamadas a complementarse”. La responsable regional de Sanidad ha calificado de “absurdo” que haya quien quiera cerrar los ojos ante el impresionante salto de calidad que ha dado la sanidad en Cartagena y su comarca con la apertura del Santa Lucía. Por eso, insistió en que “no se puede mirar al Rosell, sin mirar al Santa Lucía, ni mirar al nuevo hospital sin pensar que necesita al Rosell para su pleno desarrollo”.

En este sentido, ha mostrado su malestar por los mensajes que alertan sobre una amenaza del cierre del centro hospitalario. “El hospital del Rosell no se va a cerrar. Se va a potenciar con más servicios, porque estamos trabajando para ofrecer una asistencia de alta calidad, capaz y eficiente a los cartageneros, y eso partiendo el área o dividiendo servicios, como pide la Plataforma, es imposible lograrlo”, aseveró Palacios.

Un objetivo ficticio

Para María Ángeles Palacios, el objetivo de la plataforma “es ficticio”, porque, a su juicio, “el Rosell está más que salvado con los planes previstos, que ampliarán los servicios sanitarios del área”, y ha agregado que ninguna otra Área de Salud cuenta con un complejo hospitalario con las capacidades del de Cartagena, al tiempo que recordó que los hospitales de Yecla, Cieza o el Noroeste no tienen UCI “y por eso no dejan de ser hospitales”.

La consejera ha aludido a la preocupación general de los ciudadanos por el futuro de la Sanidad, que dijo “compartir plenamente”, ya que “estamos pasando años complicados, que nos han obligado a cambiar muchas cosas en nuestra forma de gestionar para conseguir aumentar la actividad y mantener la satisfacción de los usuarios”.

Por ello, ha añadido que los expertos en gestión sanitaria tienen demostrado “que es mejor tener grandes servicios médicos, con el mayor número de población asignada, en un hospital bien dotado de medios materiales y humanos, que dividirlos y tener servicios a medio camino”.

Con este planteamiento, según la titular de la cartera regional de Sanidad, es con el que se ha trabajado sobre el futuro del Área II, que recordó que “es la única que tiene el 80 por ciento de su población a menos de 15 minutos de los hospitales”.

El PSOE niega credibilidad a la consejera

La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en Murcia, Teresa Rosique, ha contestado a la consejera de Sanidad de la comunidad, María Ángeles Palacios, que "deje de utilizar al hospital de Santa Lucía para tapar el desmantelamiento del Rosell". La diputada socialista se pregunta "qué credibilidad tiene la consejera, si manifestó que cuando abriera el hospital de Santa Lucía sería necesario mantener el Rosell con 330 camas de ingreso hospitalario y las ha cerrado todas".

Rosique coincide con la consejera en que el futuro sanitario de cualquier área de salud pasa por sumar servicios. Por ello, le exige que cumpla su compromiso de sumar al hospital de Santa Lucía, el hospital del Rosell con los servicios básicos de un hospital general. Asimismo, le exigió "que deje de confundir diciendo que el Rosell no se cierra, porque no cerrará el edificio, pero deja de ser un hospital, será otra cosa. Dónde se ha visto que se llame hospital a una infraestructura sanitaria que carece de camas de ingreso hospitalario y de UCI", concluyó.